La familia feliz de ver viva a la secuestrada y angustiada por su aspecto

 MUN EXG COLOMBIA-CONFLICTO (ampliación) París, 30 nov (EFE).-

Lorenzo Delloye, el hijo menor de Ingrid Betancourt, aseguró hoy que está «contento» de que su madre, rehén de las FARC desde febrero de 2002, esté con vida, aunque le angustia su aspecto, y pidió la reanudación de la mediación del presidente venezolano, Hugo Chávez, para su liberación. 
«Ver la foto y ver a mi madre hasta que punto está flaca, delgada, está rabiosa, y verla así triste me impacta. Sabía que estaba triste, que no estaba bien, pero no me la imaginaba así», aseguró Lorenzo Delloye, que reside en París con su padre y primer marido de la rehén, Fabrice Delloye. 
El joven reconoció haber saltado de alegría cuando a las 7.00 horas (6.00 GMT) le despertó su padre para darle la noticia de que habían encontrado una prueba de vida de su madre, la primera en más de cuatro años, pero la felicidad se disipó en parte cuando vio el aspecto que presentaba la rehén.
Fabrice Delloye, primer marido de Ingrid Betancourt y padre de sus dos hijos, escuchó por la radio que el Ejército colombiano había encontrado en manos de tres miembros de las redes urbanas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), detenidos ayer en Bogotá, un vídeo grabado el pasado día 24 de octubre en el que aparecía su ex mujer.
Para Lorenzo, de 18 años, ver a su madre sufrir en la selva hace más urgente trabajar para conseguir un acuerdo humanitario que permita la liberación de los rehenes. «La bola está ahora en el tejado del presidente Uribe, que tiene que darse cuenta de que es necesario el acuerdo humanitario, de que no puede burlarse de la vida de personas que se ve que sufren», afirmó. 
El hijo menor de Betancourt pidió a Uribe que retome el contacto con su homólogo venezolano, Hugo Chávez, porque consideró que «gracias a su mediación se han podido tener estas pruebas de vida». 
Convencido de que Uribe «aprovechará cualquier pretexto para que el acuerdo humanitario no se haga», Lorenzo pidió que Francia, España y Suiza incrementen la presión sobre Bogotá para que permita el canje entre los rehenes de las FARC y guerrilleros detenidos. 
«Francia, España y Suiza tienen que apoyarnos y continuar la lucha. Ahora más que nunca el presidente francés, Nicolas Sarkozy, tiene que actuar», dijo. 
La presencia de tres rehenes estadounidenses en las imágenes incautadas por el Ejército colombiano a los activistas de la guerrilla debe hacer, según Lorenzo, que Washington se implique más en la persecución de un acuerdo humanitario. «Sabemos que la influencia de Estados Unidos sobre Uribe es muy importante», aseguró. 
Por su parte, tanto la madre y la hija de Ingrid Betancourt pidieron la reanudación de la mediación del presidente venezolano, Hugo Chávez para su liberación. Esa petición fue realizada en un comunicado de la Federación Internacional de los Comités Ingrid Betancourt, en nombre propio y en el de Yolanda Pulecio y Astrid Betancourt, madre y hermana, respectivamente, de la cautiva colombo-francesa, rehén de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde febrero de 2002. 
 Con Yolanda Pulecio, Astrid Betancourt y «toda su familia», la federación pidió al presidente francés, Nicolas Sarkozy, que contacte con urgencia con Uribe y con Chávez, «así como con cualquier otro canal que permita obtener este resultado». 
«En particular, hay que conseguir ahora que el encuentro, previsto por la mediación, entre el presidente Chávez y el jefe de la guerrilla, Manuel Marulanda, se organice cuanto antes», agrega. 
Durante su reciente visita a París, en la que se reunió con Sarkozy, Chávez no pudo aportar pruebas de vida de la rehén pero dijo tener una carta de Marulanda en la que éste prometía que las habría antes de fin de año, e insistió en la importancia y urgencia de que se reúna con el máximo jefe de las FARC. 
Al día siguiente de esa visita, Uribe dio por terminada la mediación de Chávez y Córdoba. Desde entonces el líder venezolano ha multiplicado las críticas a su colega colombiano y ha congelado las relaciones con Bogotá.
«Pedimos a la comunidad internacional que intervenga ante todas las partes implicadas para pedirles» que se restablezca lo antes posible la mediación de Chávez y Córdoba y para «hacerles entender que no hay alternativa posible que preserve la vida de los rehenes», concluye el comunicado de la madre y hermana de Betancourt y de la federación de comités de apoyo.