La victoria de Obama bate marcas de audiencia en las noches electorales estadounidenses

La gran expectación levantada en Estados Unidos por las últimas elecciones presidenciales tuvo su colofón en la noche electoral, con una audiencias televisivas que batieron de largo las audiencias en pasadas citas con las urnas para elegir al inquilino de la Casa Blanca. 

Un promedio de 71 millones de estadounidenses siguieron a través de algunas de las 14 cadenas y redes de cable que ofrecieron especiales informativos sobre el escrutinio en las tres horas comprendidas entre el cierre de colegios electorales en la costa Este, y la declaración de que Barack Obama era ya el primer presidente negro de la historia de los Estados Unidos. Si se añade el discurso de Obama, el promedio de audiencia se sitúa en 70,6 millones de espectadores.
Este resultado de audiencia bate también la marca cosechada por los debates electorales previos entre candidatos, ya que el más seguido fue el 'cara a cara' entre Sarah Palin y Joe Biden, con 69,9 millones de espectadores, según datos Nielsen recabados por otr/press.
En comparación, hace cuatro años la victoria de Bush para un segundo mandato sobre John Kerry fue seguida por 59,1 millones de espectadores a través de 10 operadores de televisión diferentes. En el año 2000, la primera victoria de Bush sobre Al Gore cosechó 61,5 millones de espectadores.