Nutricosmética: el boca a boca

Nutricosmética: el boca a boca
Nutricosmética: el boca a boca

Se decía hace tiempo que el ser humano terminaría por sustituir el alimento por simples cápsulas. De momento, no parece factible prescindir del placer de comer, sin embargo, sí lo es ahorrar tiempo y energía a la hora de ponerse guapa. La cosmética por vía oral no es de hoy, pero sí ha sido recientemente elevada a la misma categoría que una crema, y además por ley. Ocurría en el último congreso de nutricosmética promovido por la firma Inneov, que ponía sobre la mesa la definición a nivel europeo: «Productos alimenticios cuyo fin es complementar la dieta normal, fuentes concentradas de nutrientes (…) comercializados en forma de cápsulas, píldoras, polvos… que deben tomarse en pequeñas cantidades». Sobre todo teniendo en cuenta que en Estados Unidos la palabra «posología» ni existe, a tenor de la sobredosis de vitaminas que compulsivamente se consumen.
La alarma saltó hace un par de años, cuando diversos estudios confirmaron que el exceso de algunas vitaminas, como la A y D, puede incrementar el riesgo de desarrollar enfermedades como el cáncer. Para empezar, como aclaran desde Inneov, un nutricosmético no es un medicamento: el primero está enfocado a la belleza, el segundo, a una patología. Además, las dosis son diferentes y la seguridad, similar.
Pero, para evitar que la popularización del término haga que ciertos mercados aprovechen la coyuntura y llamen nutricosmética a cualquier pastilla o jarabe de herbolario, la normativa europea (Directiva 2002/46/CE) deja las cosas claras; las claves de obligado cumplimiento son: seguridad (que sea estable y la dosis justa), biodisponibilidad (apto para ser transportado a la dermis), inocuidad (sin riesgo de alergia), tecnología, sinergia (unión de ingredientes competentes) y eficacia (test in vitro).
Protocolo de actuación
Lo que aún no se ha inventado es la cápsula capaz de sustituir a una crema aplicada dos veces al día, como manda el protocolo de actuación. Sí suma puntos y acelera resultados: ambos se complementan y actúan de diferente forma. El cosmético, a nivel superficial de la epidermis, y el comprimido, a nivel interno, llevando los activos al torrente sanguíneo. La directiva que lo regula incluye como complementos alimenticios con fines estéticos autorizados las vitaminas A, D, E, K, PP, B , minerales (hierro, calcio…), antioxidantes, polifenoles y ácidos grasos esenciales. Sin ir más lejos, una de las tendencias hoy es ponerse a dieta incluyendo su correspondiente surtido de pastillas. La del doctor Perricone, famosa entre Jennifer Aniston y Paulina Rubio, propone Omega 3 y 6, igual que ocurre con La Zona, de la que es devota Sandra Bullok. Todo para tener mejor salud y mejor piel, ya que estos ácidos grasos suman luminosidad. Tal es el incremento de los cosméticos en cápsulas que se habla de un aumento de ventas cada año del 200 por ciento. Comenzamos a interiorizar aquello de «somos lo que comemos» y hoy combatimos la deshidratación con Innéov Piel Seca, la flacidez con Innovage Antidescolgamiento Cutáneo, de Phergal, o las ojeras y bolsas con Oenobiol Regard. Esto si hablamos de rostro, porque el cabello ocupa 2/3 de las ventas de nutricosmética. Rene Furterer, Kérastase… cada día más cerca del elixir que devuelva la melena perdida, suplen carencias nutricionales que afectan a la caída y densidad estimulando la queratina y activando la microcirculación.
Para aplanar el abdomen
Pero los más vendidos de cara al verano son, sin duda, los complementos reductores. Sean para disminuir el apetito, para eliminar calorías ya ingeridas, para aplanar el abdomen (E'lifexir Vientre Plano es todo un clásico), o los últimos, contra la celulitis. Y no sólo en cápsulas: Elancyl nos sorprende este año con Global Silhouette, un nuevo programa anticelulítico en una solución bebible a modo de refresco de manzana, o tapones que, enroscados en su botella de agua mineral, disuelven un compuesto adelgazante para ir tomando durante el día y quemar grasa, como los Supertaps de Aquilea. Junto a la línea, el bronceado es el otro éxito de la cosmética por vía oral: Inneov Solar o los pioneros Arkosol, de Arkopharma, aceleran los daños causados por la radiación ultravioleta, favorecen la absorción de quemaduras y previenen el antienvejecimiento gracias a ingredientes como la vitamina E.
La duda llega ante la apabullante oferta: ¿Cuándo tomar un suplemento, cuál y qué cantidad? «Contra el envejecimiento, las vitaminas E y C son las mejores defensas, y existen muchas cremas que las incluyen, pero no sabemos qué cantidad penetra; los complementos orales están mejor documentados, a pesar de que aún queda mucho por saber respecto a la dosis perfecta y durante cuánto tiempo tomarlos», explica el Dr. Pedro Jaén, jefe de Dermatología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. Con todo, los estudios científicos son cada vez mayores y la cosmética tradicional comienza a perder el monopolio de la belleza. Prueba de ello es que el año pasado se vendieron, según Innéov, 1.100 unidades de nutricosméticos a la hora.
Adelgazar por internet
Otro dato: Perder peso ayudándonos de la cosmética oral está de moda; hacerlo además a través de internet es lo último. Oenobiol, líder en el mercado de los suplementos alimenticios, ha creado un novedoso sistema de adelgazamiento que asocia junto a los comprimidos una dieta on-line personalizada con «coaching» (entrenador personal).
Ha sido puesta en marcha por la Dra. Marie Béjot, fundadora de los laboratorios franceses: tres dietistas por país a disposición del consumidor y anonimato absoluto. El protocolo es el siguiente: en una primera etapa se analiza el peso en función del IMC (Indice de Masa Corporal) y la edad, la segunda apunta al análisis de los hábitos alimenticios con la ayuda de un cuestionario, en la tercera se valora el déficit nutricional, la cuarta determina la dieta personalizada (la hay contra la celulitis, exprés, para mayores de 45 años, etc.) y, por último, se adjudica un «coaching» que realiza un seguimiento diario en función de las calorías consumidas y de un sistema capaz de estudiar las posibles desviaciones. Como explica la experta, «el sistema funciona porque ahorramos tiempo y dinero y, al ser anónimo, somos mucho más sinceros». (www.oenobioldiet.es).