Oposición sindicatos y centros culpan al Gobierno del fracaso

La Razón
La RazónLa Razón

MADRID- Tras conocer los resultados del Informe PISA, la caída en picado de los alumnos españoles en Lectura y su estancamiento en Matemáticas y Ciencia, ayer tocaba lo inevitable: buscar culpables. Para casi todo el sector está claro, el Gobierno, con su «modelo Logse» es responsable de los malos datos. Aunque para entidades como los padres laicos de Ceapa, la culpa la tienen los inmigrantes.

La secretaria ejecutiva de Política Social y Bienestar del PP, Ana Pastor, fue una de las más duras, y aseguró que «la mentalidad Logse ha hecho mella en el sistema educativo». A su vez, se mostró «preocupada por las diferencias de puntuación entre comunidades». La diputada de CiU Irene Rigau, por su parte, denunció la rebaja de horas lectivas de Matemáticas y Ciencias en Secundaria desde 2003 en Cataluña, algo que ha «empeorado la situación».

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, respondió a las críticas con una petición de «justicia» para el sistema educativo español y puso el acento en las familias. En su opinión, la falta de preparación de muchos padres está detrás del fracaso escolar de sus hijos. «El problema es que hemos tenido muchas generaciones en España con un bajo rendimiento educativo, fruto del país que teníamos», resaltó.

Falta de inversión

Pero los ataques al Gobierno no vinieron sólo de la oposición. Para CC OO, el fracaso es fruto de la falta de inversión en Educación. Asimismo, las diferencias territoriales responden, a su juicio, a «la importancia que esas administraciones le dan en su presupuesto a su sistema educativo». El sindicato de profesores USO atribuyó los malos resultados a la «falta de estabilidad» educativa con la que se enfrentan los docentes.

También coincidieron en las críticas la Confederación Estatal de Centros de Enseñanza (CECE) y la federación de los centros católicos (FERE). Para los primeros, la Logse y su «prolongación», la LOE, están detrás del fracaso. FERE asegura que la inestabilidad educativa es la clave. Las familias de Concapa y Cofapa también lamentaron el descenso de los resultados y culparon a la política del Gobierno.

Para los padres de Ceapa, sin embargo, «la incorporación continua de los inmigrantes» al sistema educativo es el motivo de los malos datos. Los sindicatos UGT y STES, por su parte, pidieron que se «relativice» el informe PISA.