Otra muerte en el césped

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Motherwell- Phil O'Donnell, capitán del Motherwell de la Premier League escocesa, falleció ayer durante la disputa del encuentro ante el Dundee United tras sufrir un desvanecimiento en el momento de ser sustituido.

El jugador, de 35 años, sufrió al parecer un colapso y, aunque fue evacuado de urgencia a un hospital de la ciudad, el presidente del conjunto británico, Bill Dickie, confirmó su fallecimiento a las 17.18, hora local, sin poder explicar las causas. «No sabemos qué ha sido. Pero habrá una autopsia. Ha sido un trágico accidente. Es todo lo que puedo decir», indicó el presidente del Motherwell, sexto en el campeonato.

Los servicios médicos de los dos conjuntos intentaron reanimarle en el camino hacia el centro al creer que se trataba de una apoplejía. El director ejecutivo de la entidad, Ian Stillie, reconoció que estaban «conmocionados» y que a todos les estaba costando «comprender lo sucedido en pocas horas». «En este momento, no tenemos datos sobre la trágica muerte de Phil O'Donnell. Se desvaneció y fue inmediatamente atendido por nuestro doctor y por el del Dundee United. Fue trasladado al hospital en ambulancia y creemos que pudo sufrir algún ataque de apoplejía», añadió.

Además, el delantero y compañero de equipo Chris Porter comentó a que nunca había experimentado algo así. «Phil se desvaneció y se quedó inconsciente. Es verdad que la cosa pintaba mal, pero personalmente no pensé que fuese a pasar nada malo», dijo.

O'Donnell, que empezó su carrera en el Motherwell donde regresó tras su paso por Celtic y Sheffield Wednesday, iba a ser sustituido por Marc Fitzpatrick, pero se desvaneció antes de abandonar el terreno de juego.

El capitán fue tratado en el mismo campo durante cinco minutos antes de que su compañero entrase en el partido, en el que también estaba su sobrino, David Clarkson, que había marcado dos de los cinco goles de su equipo, que venció 5-3 al Dundee, y que tuvo que ser sustituido debido a su estado de «shock» tras el incidente.

«No quiero decir nada más que todo el mundo está destrozado y que el club se pone a disposición de su esposa y su joven hijo. Nada más importa», señaló el entrenador del equipo, Mark McGhee.

Ésta no es la primera tragedia que sufre el Motherwell, ya que el extremo Davie Cooper, compañero de equipo de O'Donnell, falleció en 1995 con 39 años tras sufrir una hemorragia cerebral cuando filmaba un vídeo de entrenamiento.

Este fallecimiento golpea nuevamente al mundo del fútbol, que en los últimos años ha perdido a varios jugadores durante su actividad deportiva como Antonio Puerta en el pasado mes de agosto.