Asia

Tregua con los talibanes en la zona española

Tregua con los talibanes en la zona española
Tregua con los talibanes en la zona española

LONDRES-El Gobierno afgano alcanzó un acuerdo de alto el fuego con los insurgentes talibán en la provincia de Badghis (al noroeste del país), donde operan las tropas españolas. Se trata del primer gesto en medio de la escalada de violencia que sufre el país ante las elecciones presidenciales del próximo 20 de agosto. La tregua fue sellada el sábado pasado en esta provincia fronteriza con Turkmenistán, pero se hizo pública ayer por el portavoz Seyamak Herawi. En virtud del pacto, el Gobierno afgano no atacará a los talibanes de la región, y a cambio éstos se retirarán de tres zonas del distrito de Bala Murghab y dejarán que la Comisión Electoral inicie su actividad. Las autoridades recalcaron que se pretende llegar a acuerdos similares en otras regiones para mejorar la seguridad de cara a los comicios. La noticia se dio a conocer un día después de que el candidato a la vicepresidencia afgana, Mohamed Qasim Fahim -que concurre en la lista del presidente actual, Hamid Karzai-, saliera ileso de un ataque insurgente en el norte afgano. En los últimos meses, el propio Karzai se ha mostrado dispuesto a negociar con los talibanes moderados para que se integren en el proceso político, aunque los insurgentes han rechazado las ofertas. El actual jefe de Estado es el favorito para las elecciones, en las que aspira a revalidar su mandato. La violencia en Afganistán ha alcanzado este año sus peores niveles desde que el régimen talibán fuera derrocado a finales de 2001. En la capital regional, Qala e Naw, donde tiene su sede un Equipo de Reconstrucción Provincial de las tropas españolas, que actúan en el seno de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad, los ataques son menos frecuentes. Sin embargo, en el sur, los episodios de agresión han alcanzado sus cuotas más altas desde que las tropas estadounidenses y británicas lanzaran una gran ofensiva en la provincia de Helmand a principios de mes. En las últimas cuatro semanas, 20 militares del contingente de Reino Unido perdieron la vida. Precisamente ayer el Ejecutivo británico dio por terminada «con éxito» la ofensiva. El «premier» Gordon Brown, acusado de no equipar a las tropas, declaró que la operación ha permitido «convertir en seguro un territorio en el que viven 100.000 personas». Recalcó que los talibanes retrocedieron y «empezaron a romper la cadena de terror que une las montañas de Afganistán y Pakistán con las calles del Reino Unido». Según Brown, la misión es complementar la acción militar y consolidar una sociedad democrática.