Trichet urge a España una reforma laboral y abaratar el despido

No habrá sorpresas en la próxima reunión del BCE. Trichet cree que el precio actual del dinero (1%) es el adecuado.

Trichet urge a España una reforma laboral y abaratar el despido
Trichet urge a España una reforma laboral y abaratar el despido

El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, recomendó ayer al Gobierno español una reforma del mercado laboral, moderación salarial y acabar de una vez por todas con la relación salario-inflación, «porque acaba convirtiéndose en un problema a largo plazo». En un acto organizado por el Foro Nueva Economía, BBVA y «The Wall Street Journal», el máximo responsable de la institución monetaria europea advirtió a España, como otros países de la Eurozona, de que «no hay más margen para el endeudamiento. Hemos ido ya muy lejos con las medidas fiscales y de apoyo para luchar contra crisis».Mantener el tipoCon la diplomacia y prudencia que acompañan siempre sus declaraciones, Trichet hizo sus recomendaciones para España al considerar sus problemas idénticos a los de la mayoría de los países de la Eurozona, a los que invitó a utilizar buena parte del arsenal monetario no utilizado por el BCE para reestructurar el sector financiero y que cifró en el 44% del total acordado para hacer frente a la crisis. Insistió, de cara a la próxima reunión del consejo de gobierno, en que «los actuales tipos de interés son los adecuados» y lanzó un mensaje de optimismo al asegurar que la economía de la región ha dejado de estar en caída libre. «La actividad sigue cayendo, pero más lentamente. En 2010 habrá repunte».Todo lo claro que fue con la necesidad de una reforma laboral en profundidad se echó en falta a la hora de pronunciarse acerca de si era necesaria o no una subida de impuestos en nuestro país. Trichet se puso del lado del gobernador del Banco de España para exigir rapidez en al reforma labora que acaba con las rigideces del despido, del que dijo «es, en la actualidad, excesivamente oneroso para los empresarios»No gastar másAl Banco Central Europeo le gustaría que los convenios fueran firmados por las empresas y no por los sectores, y le preocupa que los servicios públicos, donde la competencia es prácticamente inexistente, estén contribuyendo a aumentar la inflación. Pero la reforma del mercado laboral no fue la única recomendación del presidente del BCE a España y el resto de los países de la zona euro. Trichet ligó gran parte de la recuperación de la economía a la reestructuración del sector financiero, «que sigue siendo muy importante para que bancos y cajas sigan prestando dinero, bien con ayudas públicas o a través de fusiones, porque muchos de ellos no van a poder cumplir con su papel».El BCE descarta, por absurda, la hipótesis de la salida de la disciplina del euro por algún país y pidió volver cuanto antes a las cifras macroeconómicas fijadas por el pacto de estabilidad.Solbes, la grata sorpresaCon Francisco González y José Luis Rodríguez ejerciendo de anfitriones, Pedro Solbes fue la sorpresa de la cita madrileña del presidente Trichet. Mucho más relajado que hace unos meses, compartió, sin Elena Salgado en la mesa y sí con Beatriz Corredor, paté y entrecot.ANÁLISIS: El paro de España preocupa en la UE- ¿Por qué aconseja Trichet una reforma laboral urgente?–Nuestra elevada tasa de paro preocupa en la UE y Trichet sabe que afectará durante años al equilibrio presupuestario.- ¿Qué pide el presidente el BCE? –Lo que el gobernador del Banco de España, con quien está en sintonía: urgen la reforma laboral y no aumentar la deuda pública.- ¿Está de acuerdo el Gobierno?–No. Zapatero tiene sus propios planes, de acuerdo con los sindicatos, y quizá por eso fue muy escasa la representación gubernamental en el acto.