Una vacuna erradica las gastroenteritis en los bebés

De izda. a dcha.: Prof. Alfonso Delgado, presidente de la Asociación Española de Pediatría (AEP); Dr. Enrique Bernaola, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP
De izda. a dcha.: Prof. Alfonso Delgado, presidente de la Asociación Española de Pediatría (AEP); Dr. Enrique Bernaola, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP

Las gastroenteritis infecciosas son una de las enfermedades más frecuentes de los bebés. Aunque en el Primer Mundo no suelen ser mortales, si acarrean un montón de gastos en pañales, médicos y en absentismo laboral de los padres. Desde hace casi dos años España dispone de una vacuna contra el rotavirus, el culpable de la mayoría de estas molestas diarreas en los bebés. Aunque la Asociación Española de Pediatría (AEP) la recomienda en su calendario vacunal -siguiendo la propuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS)-, el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas no la financian. Por eso los pediatras consideran «es una buena inversión para el cheque-bebé que reciben los padres», apunta Enrique Bernaola, coordinador del Comité Asesor de Vacunas de la AEP.


Pese a esta idea, la vacuna no cuesta ni una décima parte del importe del cheque-bebé. Las tres dosis de las que se compone «Rotatec», una de las dos marcas comercializadas, cuestan en las farmacias unos 180 euros y tienen que administrarse entre los seis meses y el año de edad.Y como apunta Alfonso Delgado, presidente de la AEP, «se da por vía oral», lo que evita los pinchazos al niño. Desde su aprobación por las autoridades sanitarias en 2007, entre el 20 y el 30 por ciento de los bebés nacidos ya han sido protegidos frente al rotavirus y, con ello, de las diarreas.