Actualidad

Reino Unido pide de 24 a 48 horas más para informar sobre Ignacio Echeverría

Este joven español se enfrentó a uno de los yihadistas que apuñalaba a una mujer cerca del Puente de Londres; pero, por la espalda, los otros dos terroristas le acuchillaron. Su familia lo ha buscado desesperadamente por los hospitales ayudada por las autoridades británicas, que ya les han solicitado su huellas.

Este joven español se enfrentó a uno de los yihadistas que apuñalaba a una mujer cerca del Puente de Londres; pero, por la espalda, los otros dos terroristas le acuchillaron. Su familia lo busca desesperada por los hospitales ayudada por las autoridades británicas, que ya les han solicitado su huellas.

Publicidad

Las autoridades británicas solicitaron este martes un plazo de 24 a 48 horas más para proporcionar información sobre Ignacio Echeverría, el español que se encuentra desaparecido tras el atentado de este sábado en Londres, según informó su hermano Joaquín en las redes sociales y corroboraron fuentes diplomáticas. La Embajada y el Consulado de España en Londres están prestando toda la ayuda posible a la familia, al tiempo que se mantienen en contacto con las autoridades británicas para obtener toda la información posible.

La Policía británica ha pedido al Ministerio del Interior español las huellas dactilares de Echeverría para poder localizarlo. El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, reconoció que se estaba haciendo “todo lo humanamente posible” para encontrarlo y mostró su confianza en que “en las próximas horas” haya noticias sobre el paradero de Echeverría.

También mantuvo una conversación con su homólogo británico, Boris Johnson, para pedirle que “se aceleren al máximo” los trámites de identificación de las víctimas del atentado de este sábado en Londres para “no añadir más angustia y dolor a las familias. Al mismo tiempo, comentó que el ministro británico le explicó que los protocolos de la Policía eran “pesados” para evitar que se produzcan “identificaciones erróneas”. El propio Dastis está en todo momento en contacto con la familia de Echeverría mostrando su apoyo e informando de la evolución de los acontecimientos.

Publicidad

La familia del español Ignacio viajó este mediodía a la capital del Reino Unido para seguir de cerca las noticias sobre el paradero de su hijo.

"El Gobierno español nos ha dado toda la atención posible y las autoridades inglesas también, supongo que presionadas por las españolas", ha señalado.

Publicidad

A Ignacio Echeverría ya se le ha puesto la etiqueta del héroe español del último ataque yihadista, incluso la BBC le apodó ayer «El héroe del monopatín», pero su familia prefiere mostrarse prudente. «Hizo lo que en ese momento se le pasó por la cabeza, fue instinto. Nadie sabe cómo va a actuar en un momento así. Yo no quiero hacer ese tipo de juicios de valor», dice su padre, Joaquín Echeverría. Desde Madrid, en el municipio de Las Rozas, todavía se mantenían anoche a la espera de saber dónde y en qué situación se encuentra el joven. Sea o no un héroe, Ignacio Echeverría se ha convertido el nuevo el rostro de la tragedia derivada de la sinrazón terrorista. Ignacio regresaba en bici junto a un grupo de amigos después de una tarde disfrutando de una de sus pasiones: montar en patinete. Pasaban las diez de la noche y los amigos cruzaban las calles colindantes al Puente de Londres, cerca del Mercado de Borough, cuando vieron cómo un hombre agredía con un cuchillo a una mujer.

Este madrileño de 39 años no lo dudó, dejó su bicicleta y acudió en su ayuda. No sabía que en este momento estaba en marcha un ataque yihadista y que el agresor era uno de los terroristas. No se percató de que había otros dos terroristas tras él. Fue golpeado, le tiraron al suelo, y al parecer le apuñalaron por la espalda. Sus amigos, presos del pánico, salieron corriendo. Cuando quisieron regresar, el cuerpo de Ignacio ya no estaba en el suelo como lo vieron antes de emprender la huida. Acto seguido informaron a su familia, en concreto a su hermana Isabel, que reside en Londres, y emprendieron una búsqueda infructuosa por diferentes comisarías y hospitales de la zona.

«No tenemos novedades, lo último es que las autoridades británicas nos han pedido la huella de nuestro hijo para poder cotejarla con las víctimas del ataque», asegura a LA RAZÓN el padre de Ignacio. «Nos han dicho que el portavoz de la investigación informaría esta misma tarde sobre su paradero», añade. Pero al cierre de esta edición no habían sido informados.

Publicidad

Se busca a Ignacio Echeverría, vecino de #Las Rozas,desaparecido ayer en Londres. Se cree que estaba en la zona de los atentados. pic.twitter.com/ItsC445XxB

Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense, Ignacio nació en Galicia, donde su padre fue destinado como ingeniero de minas en As Pontes. Cuando cumplió los 10 años su familia regresó a Madrid. Tras graduarse, ejerció como analista en prevención de blanqueo de capitales en entidades como Banco Popular y Aresbank. Aterrizó en Londres, en el barrio de Poplar, en febrero del año pasado. Tras perder su trabajo en Madrid y haber estudiado un máster en la Sorbona de París decidió probar suerte en la capital británica. Allí fue contratado por el banco HSBC, que precisamente ha puesto a la disposición de la familia un experto para ejercer de mediador y acelerar la búsqueda del joven. «Nosotros no manejamos ninguna hipótesis, no ayuda el pensar lo que puede haber ocurrido o no. Ahora lo que estamos es unidos, dándonos calor y apoyo entre la familia. Tenemos que dejar hacer su trabajo a la Policía británica y a los investigadores, para que, además, neutralicen a los malos», apunta Joaquín, que ahora intenta adelantar el vuelo a Londres que tenía reservado para el jueves que viene, cuando había pensado visitar a sus hijos.

Quien está gestionando la situación desde la capital británica es su hija Isabel, que trabaja allí para la empresa WEX Virtual Payments. «Junto a los amigos de mi hijo fueron por diferentes hospitales, pero no les dejaron entrar. Están sellados. También acudieron a la comisaría de London Bridge, pero no obtuvieron ningún dato, apunta. La otra hija de Echeverría, Ana, que reside en Francia, viajó ayer mismo a Reino Unido para estar al lado de Isabel. Desde Madrid, su hermano Joaquín ayuda a través de las redes sociales. En Facebook publicó las características físicas de su hermano por si alguien tenía alguna información que sirviera de ayuda. «Seguimos sin noticias», informaba a LA RAZÓN al cierre de esta edición el hermano de Ignacio.

En un principio, Joaquín jr. pensó que Ignacio se encontraba en el Hospital Saint Tomas, ubicado a pocos metros del lugar del ataque. Pronto descubrieron que el joven ingresado no era su familiar. «Lo más probable es que no llevara la documentación encima en ese momento», apunta su progenitor. Este hecho, unido al estricto protocolo británico, habría impedido localizar a Ignacio. La situación que se barajaba ayer es que el joven podría estar sedado en uno de los múltiples centros médicos que están atendiendo a los heridos y todavía no habrían podido corroborar su identidad. Aunque desde el Ministerio de Exteriores no se descartaba ninguna hipótesis.

Mientras, desde el consulado español trabajan codo con codo con la familia. «Estamos muy agradecidos a las autoridades españolas, el propio ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, llamó a mi yerno para informarle de la situación y mostrarnos su apoyo. Están siendo muy profesionales y trabajando con gran delicadeza», apunta Joaquín.

Desde Londres, Isabel espera nuevas noticias. «Es muy fuerte, pero la situación es estresante y ella está cargando con toda la situación allí. Pedimos respeto, ahora la familia debe estar más unida que nunca», subraya el padre de familia.