El papa pide al líder radical italiano Panella que abandone huelga de hambre

El papa Francisco telefoneó hoy al histórico líder de Los Radicales italianos, Marco Pannella, de 83 años, al que pidió que abandone la huelga de sed y hambre que ha emprendido como protesta por las condiciones de los presos en las cárceles italianas.

La oficina de prensa de Los Radicales y el mismo Pannella han confirmado la conversación, que dicen duró 20 minutos y en la que el papa se interesó por las condiciones de salud del líder radical y también le aseguró que le ayudaría contra esta injusticia.

Según los Radicales, el papa le dijo a Pannella: "Sea valiente. Yo también le ayudaré en esta injusticia (...)Yo hablaré de este problema. Hablaré de los presos".

Pannella ha sido uno de los grandes opositores de los preceptos de la Iglesia y de los promotores de los referendos a favor del aborto y contra las limitaciones de la ley de fecundación asistida, pero el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi explicó que el líder radical le "está muy agradecido"a Francisco por su atención a los presos.

El líder radical, que hace unos días fue operado de urgencia por un problema en la vena aorta, interrumpió su huelga tras hablar con el papa solo por un momento para tomarse un café y consistió que le hiciesen una transfusión de sangre, como le habían aconsejado los médicos.

No obstante, tras la conversación con el pontífice, Pannella afirmó que continuará con su protesta por una "justicia justa"y para mejorar las condiciones de las cárceles.