Ana de Armas, evacuada durante el terremoto que ha sacudido México

La actriz, que se encuentra en México promocionando 'Blade Runner 2049', tuvo que salir en pijama y a toda prisa del hotel en que se alojaba cuando un terremoto de magnitud 8,2 azotó el sur del país

La actriz, que se encuentra en México promocionando 'Blade Runner 2049', tuvo que salir en pijama y a toda prisa del hotel en que se alojaba cuando un terremoto de magnitud 8,2 azotó el sur del país

El terremoto que este jueves por la noche sacudió el sur de México sorprendió a Ana de Armas en plena promoción de su última película 'Blade Runner' en la capital. Desde su llegada a Ciudad de México esa misma mañana, la actriz había ido compartiendo a través de la sección Stories de su Instagram algunos momentos del día, como la llegada al hotel en que se alojaba -donde le esperaba un suculento desayuno-, la sesión de maquillaje y peluquería antes de sus primeras entrevistas y la cena de la que disfrutó junto a sus acompañantes en el restaurante Hacienda de Los Morales para cerrar una jornada de intenso trabajo.

Sin embargo, la velada no acabó ahí para ella. Al igual que muchos otros mexicanos, en plena noche a Ana la pilló completamente desprevenida el temblor que se produjo en la ciudad a consecuencia de un seísmo de magnitud 8,2, el más fuerte que se ha registrado en el país en más de un siglo. Mientras abandonaban rápidamente el edificio, la intérprete aún fue capaz de echar mano de su teléfono móvil para grabarse.

"Dios mío, estamos siendo evacuados porque ha habido un terremoto en México. Y estos son nuestro atuendos... en medio de la noche. Mi*rda", anunció entre divertida y estupefacta a todos sus seguidores mientras descendía a toda prisa lo que a todas luces parecían ser las escaleras de emergencia o de servicio del establecimiento, acompañada del resto de componentes de su equipo, que se habían vestido rápidamente con albornoces y batas antes de abandonar sus habitaciones.

Consciente de que su actitud podría parecer inapropiada en una situación de alerta tan seria, la guapa cubana se apresuró a aclarar que su pequeño ataque de risa se trataba de una reacción instintiva e incontrolable ante la incertidumbre y la tensión del momento.

"Estoy riéndome porque estoy nerviosa, todos lo estamos. Esto es... De verdad, todo el mundo está afuera, en la calle, por culpa de un terremoto enorme, así que.. sí, mejor nos vamos a otro sitio", explicó ya en el exterior, aún sin poder contener alguna risita y esforzándose por encontrar las palabras adecuadas.

Poco después, la actriz volvió a recurrir a esa misma plataforma para anunciar que habían optado por regresar al interior del hotel.

"Hemos decididos volver a nuestras habitaciones por las escaleras, con un poco de suerte llegaremos a mañana", declaró con esperanza, aunque lo más probable es que las más de 60 réplicas que se registraron a lo largo de la noche no le ayudaran precisamente a conciliar el sueño.

Bang Showbiz