MENÚ
sábado 22 septiembre 2018
00:38
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

El conde de Saint-Leu o Luis Bonaparte, rey de Holanda

Se escondió bajo este alias en bohemia, tras enfrentarse a su hermano Napoleón.

  • Luis Bonaparte
    Luis Bonaparte

Tiempo de lectura 4 min.

28 de agosto de 2018. 08:43h

Comentada
Por Amadeo-Martín Rey y Cabieses / Doctor en Historia.  28/8/2018

ETIQUETAS

El emperador Napoleón I repartió tronos entre sus hermanos aunque siempre bajo su control. A Luis le tocó el de Holanda. El 1 de septiembre de 1804 había dejado Turín bajo el nombre de «general Saint-Laurent» llegando a París el día 8. Pero Luis salió contestón a su hermano. En el verano de 1810 se adoptaron providencias contra él, que se negaba a aplicar íntegramente el bloqueo continental decretado por Napoleón y tuvo que abdicar el 1 de julio de 1810 acusado de poner los intereses neerlandeses sobre los de Francia. Asumió el título de Conde de Saint-Leu. Partió de incógnito de Amsterdam, y atravesando los estados de su hermano Jerónimo, rey de Westfalia, llegó a Toeplitz, en Bohemia, donde se escondió bajo el nombre de «M. de Saint-Leu». Se retiró luego a Gratz, en Estiria, como «conde de Saint-Leu. Esto inspiró la ira de Napoleón aunque toda la familia apoyaba a Luis, con Paulina Bonaparte, princesa Borghese, al frente.

Más tarde, el 25 de diciembre de 1811, Napoleón escribió al director general de Correos, Lavalette: «Estoy enojado porque habéis dejado pasar la carta de la princesa Paulina al conde de Saint-Leu pues sabéis que estas cartas son leídas en el extranjero y equivalen a meter a Europa en la confidencia de los secretos de familia. Deseo que detengáis todas las cartas de la familia al conde de Saint-Leu y viceversa. Esto tendrá la ventaja de saber lo que se comunican en todas las ocasiones y de que luego ya no sean leídas sus cartas». Así que Napoleón daba también a su hermano ese título. También en Italia, Luis Bonaparte vivió como conde de Saint-Leu. Su nuera Carlota Bonaparte, hija de su hermano José y casada con Napoleón Luis Bonaparte, también utilizó el título de condesa de Saint-Leu.

Separación

La reina Hortensia, mujer de Luis, se separó de él y se hizo llamar duquesa de Saint-Leu. Recibió de Luis XVIII, el 30 de mayo de 1814, una dotación de 400.000 francos sobre ese título aunque éste nunca se regularizó con una carta de concesión. Su hijo natural, el conde de Flahaut, la llamaba en sus cartas «Henriette de Capellis» o bien «Sophie». En 1831 y con pasaporte inglés, extendido por el embajador británico en Toscana a nombre de «lady Hamilton», viajó con sus dos hijos a Londres pasando por Francia. En el parisino hotel de Holanda fueron recibidos en secreto por los reyes Luis Felipe y María Amelia. Nadie sospechó su llegada pues se les creía

en Malta. Después de pertenecer a los Montmorency, el dominio de Saint-Leu pasó a manos de los Condé. Declarado bien nacional tras la Revolución, fue adquirido por Luis Bonaparte tras vender en enero de 1803 su casa de Baillon a su hermano Napoleón, entonces Primer Cónsul. Estaba situado a cinco leguas de París, en un extremo del valle de Montmorency, «la plus belle contrée des environs». Allí se instaló con su esposa la reina Hortensia. Serán expulsados tras la caída de Napoleón por orden de Luis XVIII. El príncipe de Condé aprovechó entonces para recuperar su posesión.

En el siglo XIV Saint-Leu se unió a su vecino Calmeta. En el XVII había dos castillos allí, adquiridos por Luis Bonaparte durante el Primer Imperio. Decidió destruir el más antiguo, el «castillo de arriba». El segundo sufrió la misma suerte tras la misteriosa muerte del último de los Condé en 1830. Luis falleció el 25 de julio de 1846 en Livorno y fue enterrado en Saint-Leu-la-Forêt, Île-de-France, donde también reposan sus primeros hijos Napoleón Carlos Bonaparte y Napoleón Luis Bonaparte. El tercero, Carlos Luis Napoleón Bonaparte, convirtió en 1852 en el emperador Napoleón III y acabaría sus días exiliado en Inglaterra, donde está sepultado.

LA FECHA

4 de enero de 1802. Luis contrajo matrimonio en esta fecha con Hortensia de Beauharnais, hija del vizconde Alejandro de Beauharnais y de Josefina Tascher de la Pagerie, luego primera esposa de Napoleón I. No se amaban. Los Bonaparte, a excepción de Napoleón, no querían a los Beauharnais. Eso determinó que Luis tuviera una disipada vida amorosa que le costó una seria enfermedad. Fue padre de un hijo natural, habido con Jeanne-Félicité Roland y llamado Luis, conde de Castelvecchio.

SU CARÁCTER

Fue soldado valiente pero aborrecía la violencia, el pillaje y la devastación de las guerras. Su lema fue «Fais ce que dois, advienne que pourra» (haz lo que debas, pase lo que pase). De ideas liberales, quiso gobernar bien y conocer su nuevo país solicitando informes sobre las ciencias, artes, agricultura, religión, comercio y finanzas para reformar todo ello, e intentando saber quiénes eran las personas de mérito de su reino. Fundó el Museo Real de Amsterdam, el Instituto Real de Ciencias, Letras y Bellas Artes, la Biblioteca Real, e impulsó la política sanitaria y la higiena pública. Usó el derecho de gracia. Era trabajador y madrugador, y aprendió el holandés, que mantuvo como lengua oficial de la Administración. Escribía poemas, que leyó a Goethe y publicó en 1825 un «Ensayo sobre la versificación» y la obra «Documents historiques sur le gouvernement de la Hollande» en tres volúmenes.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs