Publicidad
Publicidad
Actualidad

Remedios naturales para dormir

Para domingueros: Valeriana

Publicidad

Es uno de los remedios para el insomnio más estudiados. Se sabe que actúa sobre los receptores del neurotransmisor GABA y, aunque el efecto es pequeño, una dosis una hora antes de dormir te ayudará a cerrar los ojos y tener un descanso placentero. Cuidado, porque la valeriana es un verdadero médicamento y tiene efectos secundarios. Puede llegar a producirte dolores de cabeza y mareos. Tampoco debe ser consumida por mujeres embarazadas o lactantes. La valeriana tampoco debe tomarse si se están tomando antidepresivos o ansiolíticos, como las benzodiazepinas, ya que produce importantes interacciones.

Para runners: Lúpulo

Es la hierba que da el sabor amargo a la cerveza, especialmente esas IPA tan de moda, pero en este caso no estamos dando simplemente una excusa para empinar el codo. El alcohol en la cerveza interfiere con la calidad del sueño y, aunque parezca lo contrario, hace que descanses bastante menos. Sin embargo, el lúpulo, que se puede tomar como suplemento, o bien con cerveza sin alcohol, acorta la latencia del sueño, es decir, el tiempo que tardas en dormirte y también el que tardas en recuperar el sueño si te levantas en medio de la noche. El lúpulo actúa sobre el neurotransmisor GABA, uno de los responsables de la relajación.

Para levantadores de pesas: Cerezas amargas

Publicidad

Las cerezas amargas, que se utilizan para hacer licores y también en pastelería, contienen grandes cantidades de triptófano, además de antioxidantes y otros precursores de la melatonina. El triptófano es la molécula que tu cuerpo emplea para fabricar tanto la serotonina, el neurotransmisor que produce considerables sensaciones de bienestar, como la melatonina, la hormona que se segrega momentos antes de dormir. En un estudio realizado recientemente con el zumo de cerezas amargas se vio que mejoraba de forma notable el insomnio actuando directamente sobre estos compuestos.

Yoga y Pilates: Magnesio

El magnesio es uno de los minerales más importantes en tu cuerpo, fundamental para que funcionen correctamente tanto el cerebro como el corazón. Además, tiene también un buen número de propiedades relajantes. Esto se debe a que el magnesio regula la producción de melatonina, la hormona que regula el ciclo de sueño y vigilia. Cuando sube la melatonina, te entra el sueño. El magnesio también aumenta los nivele de GABA, el neurotransmisor responsable de producir calma y relajación en el cerebro. La deficiencia de magnesio, entre otros problemas, causa insomnio y empeora de forma muy apreciable la calidad del sueño.