El nuevo camión de Nissan respalda la política industrial del Gobierno Herrera

La fábrica que Nissan tiene en Ávila inició ayer la producción en serie del camión modelo NT 500, dirigido al mercado europeo, tras una inversión de cien millones de euros para adaptar su línea de ensamblaje.

Un lanzamiento -el primero en los últimos ocho años- que permitirá dotar de estabilidad a una plantilla compuesta por medio millar de trabajadores que en los últimos años ha estado sometida a varios periodos de regulación.

Por ello, el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quien participó en la ceremonia del «Daruma», tradicional en las factorías niponas -consistente en pintar los ojos de una figura- ante nuevos proyectos, reconoció el esfuerzo de los empleados de la multinacional, en lo que definió como «un día de realidades» en el que se reafirma la apuesta de futuro por la ciudad.

Herrera se refirió al sector de la automoción como prioritario en las políticas industriales de su Ejecutivo, dado que representa el 50 por ciento de las exportaciones procedentes de Castilla y León y da empleo directo a 10.000 profesionales e indirecto a 25.000 más.

Al respecto, el presidente de Castilla y León indicó que este sector formará parte del futuro Plan Director de Industria y tendrá cabida en la Estrategia de Investigación e Innovación para una Especialización Inteligente, de cara al periodo 2014-2020.

En este contexto, puso como ejemplo la fábrica abulense del éxito de la colaboración entre empresa, trabajadores y administraciones. Igualmente, destacó el papel del Diálogo Social -que ha servido para firmar medio centenar de acuerdos en los últimos años- entre la Junta, sindicatos y empresarios, como también ha sido clave en la factoría de la capital amurallada. El NT500 compartirá línea de producción con el Cabstar, que afrontará una remodelación, entra en un mercado en el que Nissan se situará como líder, en competencia directa con otra marca presente en Castilla y León, como es Iveco.

De la buena salud de la industria de la automoción habló también el presidente Herrera ante los empleados de la planta de Nissan. Así, recordó que sólo en 2012 se fabricaron en Castilla y León 300.000 vehículos y detalló que a partir del Plan Industrial de Automoción impulsado en 2009 se ha permitido consolidar la actividad y el empleo de Renault, Nissan e Iveco en la Comunidad.

Por lo pronto, en Ávila se ha planteado una producción diaria global de 60 vehículos, con una previsión anual de 11.000 unidades, de las que aproximadamente 3.000 serán del nuevo camión, aunque, según el director general de Nissan en España, Frank Torres, la carga de trabajo podría derivar en hasta 14.000 unidades al año del NT500. Un producto totalmente nuevo, diseñado en Japón y desarrollado en España, ya que el centro de trabajo de Ávila, activo desde 1956, es el único de Europa especializado en este tipo de vehículos, de forma que desde su fundación ha fabricado diez generaciones de camiones, informa Efe. El NT (Nissan Trucks) 500 tendrá un precio de mercado situado entre los 30.000 y los 45.000 euros sin IVA.

Una amplia nómina de autoridades se citó en la capital amurallada. Entre ellas, la nueva secretaria general de Industria en el Ministerio, Begoña Cristeto, quien incidía en la competitividad del sector del automóvil en nuestro país, que incrementará de 39 a 45 el número de modelos que se fabrican en nuestro país con el año 2015 como horizonte, informa la Agencia Ical.

Oxígeno para Ávila

El director de Programa de Nissan Motor Company, Keiichiro Miyanaga, o el vicepresidente de Operaciones Industriales en España, Frank Torres, entre otros muchos, se citaron en la planta del Polígono de Las Hervencias. Allí, el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, reconocía que «el sol sale hoy en forma de vehículo nuevo», dado que se garantiza la estabilidad de 501 familias «plenamente identificadas» con la ciudad. Una manera de referirse a que la nueva línea de producción despeja «nubarrones» que se posaron sobre la fábrica hace cuatro años.