Publicidad
Publicidad
Actualidad

El nuevo tramo del AVE en Zamora reducirá en 50 minutos el viaje a Galicia desde 2020

Fernández Mañueco reclama al ministro Ábalos impulsar las autovías y líneas ferroviarias pendientes

El nuevo tramo en la provincia de Zamora del AVE reducirá, a partir del próximo año, en 50 minutos los viajes desde Madrid a Galicia, según ha anunciado el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, al realizar un trayecto de un tres en pruebas a lo largo de 110 kilómetros, en el que estuvo acompañado por el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el vicepresidente de la Xunta de Galicia, Alfonso Rueda.

Publicidad

La incorporación a la línea del AVE Madrid-Galicia del trayecto entre la capital zamorana y el municipio sanabrés de Pedralba de la Pradería, junto a la incorporación del sistema de seguridad más avanzado en los tramos anteriores, hará que el viaje entre la capital de España y Orense se cifre en unas tres horas.

Ábalos ha querido poner en este nuevo tramo, en el que se han invertido unos 900 millones de euros, como un ejemplo de la «política silenciosa» que está llevando a cabo el Gobierno, aunque ha admitido que el AVE a Galicia es fruto del trabajo de varios Ejecutivos de distinto color y la ha enmarcado en la apuesta que hace España para que «las infraestructuras desempeñen un papel en el equilibrio territorial como una parte esencial de solidaridad como país».

También ha resaltado las inversiones en el AVE en Castilla y León y Galicia, que desde el año 2000 superan los 12.600 millones de euros, una cifra que demuestra que «la apuesta por el noroeste peninsular no es retórica» ya que en este periodo uno de cada cuatro euros de Alta Velocidad española se ha invertido en una de estas comunidades autónomas. El ministro de Fomento en funciones ha enumerado además otras infraestructuras ferroviarias en marcha como la electrificación del tren entre Salamanca y la frontera de Fuentes de Oñoro o la modernización a la línea entre Vigo-Orense-Ponferrada-Astorga-León.

Por su parte, el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha empezado su intervención felicitando al Gobierno de la nación por la conclusión de este tramo aunque, a renglón seguido, ha insistido en la necesidad de contar con una buenas conexiones ferroviarias y de carreteras que son vitales para el futuro de Castilla y León, con el fin de impulsar su desarrollo y para poder competir con las mismas oportunidades que otras comunidades.

Publicidad

Por esta razón, Fernández Mañueco ha reconocido que Castilla y León ha avanzado en el mapa de la alta velocidad, aunque se hace necesario completar la conexión con Galicia, al igual que con Asturias, Cantabria, y el País Vasco y Francia, lo que permitirá concluir la llegada del AVE a Burgos.

Respecto al tren convencional, el presidente ha recordado actuaciones pendientes como por ejemplo la reapertura al tráfico de mercancías de la línea Aranda de Duero-Madrid o la Soria-Castejón y ha hecho especial hincapié en laas infraestructuras viarias pendientes, como la A-11 de la que ha dicho que «necesita un impulso decidido».

Publicidad