Herrera afea a Tudanca su compromiso «de boquilla» con el modelo educativo

El presidente rechaza la recentralización de la Educación y acusa a Sánchez de no asumir sus responsabilidades

Herrera interviene desde su escaño en la bancada popular, durante el cara a cara que mantuvo con el socialista Luis Tudanca
Herrera interviene desde su escaño en la bancada popular, durante el cara a cara que mantuvo con el socialista Luis Tudanca

El secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, se las prometía ayer muy felices en las Cortes, cuando preguntaba al presidente Herrera por su posición y la de su Gobierno respecto a una posible «recentralización» de competencias como la educativa, como defiende Vox y ha dejado igualmente entrever el líder de PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. Y, también, cuando después le tendía la mano al presidente para defender el autonomismo útil y leal en defensa de los castellanos y leoneses y para «no alimentar al monstruo» y alejarse juntos de los «cantos de sirena del populismo». Todo ello, con el objetivo de tratar de dividir a los populares, a unos meses de que haya elecciones.

Pero Juan Vicente Herrera no sólo no caía en la trampa sino que, además, desenmascaraba al líder socialista, y acusaba al Gobierno de Sánchez de «hacer saltar por los aires» el pacto educativo en España planteando una reforma de la Ley sin consenso ninguno, así como de no asumir sus responsabilidades educativas. Como por ejemplo en la Alta Inspección y en la coordinación. Pero, también, promoviendo una prueba única de la Ebau, la enseñanza de una asignatura de Historia básica y común o un mayor margen para las regiones en las becas.

«Por supuesto que rechazo esta recentralización, que no nos permitiría tener abiertas escuelas rurales con cuatro alumnos y tener grandes resultados sin adoctrinar a nadie como se hace en otros territorios», decía el presidente, quien también se mostraba en contra «de los maniqueísmos entre buenos y malos» que plantea el dirigente socialista. Por todo ello, el presidente de la Junta pedía a Luis Tudanca que no vaya de adalid del modelo educativo y sea más humilde, «porque si no ha sido más beligerante con nosotros en Educación es porque los resultados de Castilla y León son mucho mejores que los de otras regiones gobernadas por los socialistas, como es el caso de Andalucía».

«Su compromiso con la Educación será siempre de boquilla mientras no sea exigente también con el Estado», le espetaba Herrera a Tudanca, mientras le recordaba también su apoyo a que Sánchez haya pospuesto la reforma de la financiación autonómica, una de las exigencias de Comunidad al Gobierno pactadas por todos los grupos, incluido el PSOE, en Castilla y León.