El Casal dels Infants hace sonreír a los más pobres

El centro se lleva de colonias este verano a jóvenes de barrios empobrecidos de Cataluña

Los jóvenes participarán en múltiples actividades preparadas por el Casal dels Infants
Los jóvenes participarán en múltiples actividades preparadas por el Casal dels Infants

El centro se lleva de colonias este verano a jóvenes de barrios empobrecidos de Cataluña

La ONG Casal dels Infants llevará este verano de colonias a jóvenes de hasta 21 años que viven en barrios desfavorecidos de Barcelona, Badalona y Santa Coloma de Gramenet, que podrán pasar diez días en el Pirineo, en Olot (Girona) y Cambrils (Tarragona) para trabajar en equipo y conocer nuevos entornos y personas.

El objetivo es que «salgan del barrio, trabajen en equipo, conozcan nuevos entornos y personas y cojan fuerzas para volver a la rutina con energía renovada», explicó el director de relaciones ciudadanas del Casal y coordinador de los campamentos de verano de jóvenes y adolescentes, Enric Canet.

«Un campo de trabajo es una experiencia de aprendizaje y servicio que ofrece un servicio a la comunidad para que quien lo hace reciba, a su vez, un aprendizaje en forma de valores como el respeto, la responsabilidad, la ayuda mutua o el trabajo bien hecho», dijo Canet.

Los chicos y chicas de los barrios de Llefià y Sant Roc (Badalona), de Fondo y Santa Rosa–Raval (Santa Coloma) y del Raval (Barcelona) tendrán la oportunidad de viajar a Noarre (Pallars Sobirà), Olot (Girona) y Cambrils (Baix Camp) respectivamente.

«La idea es que los jóvenes vean que hay otras formas de vivir, de relacionarse, de ganarse la vida que no están tan lejos como a menudo piensan», subrayó Canet. «Tenemos que tener en cuenta que vivir en según qué barrios del entorno metropolitano de Barcelona a menudo genera dinámicas que dificultan que descubran nada más allá de su barrio o ciudad», añadió.

La educadora de los jóvenes de Badalona, Eva Ramos, reveló que «los preparativos del viaje se han alargado durante semanas, con los nervios y la ilusión cada vez más a flor de piel a medida que se acercaba la fecha de salida. Están impaciente por ir a los Pirineos, para muchos es la primera vez que los pisarán y están muy motivados para dejar un gran recuerdo en el pueblo de Noarre». Los campamentos de Noarre tienen una larga tradición en el Casal ya que se hacen desde 1994.