Inteligencias

La RazónLa Razón

¿Quién es o fue más inteligente? ¿Einstein o Dalí? ¿Messi o Shakespeare? Si utilizaramos un método como el Coeficiente Intelectual obtendríamos una respuesta lógica. Pero, ¿podemos comparar a un mono y a un elefante por su capacidad de trepar a los árboles?

Desde los años 90 sabemos que nuestro cerebro se divide en tres partes. El cerebro primitivo, el reptiliano, del que emana gran parte de nuestro comportamiento. Se rige por el instinto de supervivencia. Ni piensa ni se emociona, simplemente actúa. Dos capacidades se desarrollan en esta parte del cerebro: la corporal, que nos permite controlar el cuerpo (como Messi o cualquier deportista); y el uso de herramientas (Picasso, Freddy Mercury, etc). En segundo lugar la naturalista, que nos permite comprender nuestro entorno, especies, geografía, clima (como hizo Darwin). Se trata de una capacidad instintiva dual: comprendo mi cuerpo y a mi entorno.

El sistema límbico rige nuestras emociones. La dualidad del cerebro reptiliano se refleja como en un espejo en las capacidades de autoconocimiento (reconocimiento de nuestras emociones y su origen) y empatía (reconocer la emoción en el otro). La capacidad emocional es indispensable en profesores, psicólogos o en cualquier rol de liderazgo, como por ejemplo el que ejerció Mandela.

Por último tenemos el neocortex, la parte del cerebro que rige la razón. Se pueden reconocer tres capacidades racionales. La lingüística, nuestra capacidad para hablar como Martin Luther King o escribir como Cervantes. La espacial, capacidad que nos permite comprender el mundo desde la observación visual-espacial como Gaudí, idear imágenes mentales, dibujar como Dalí y comprender como se configura el espacio. Por último la lógica, capacidad para el razonamiento abstracto, para identificar patrones. Nos ha permitido desarrollar disciplinas como la matemática de Pitágoras o la física de Einstein.

El CI es un modelo racional diseñado para medir principalmente nuestra capacidad lógica. Ante la pregunta ¿Quién fue por tanto más inteligente? Tenían capacidades distintas difícilmente comparables.