Un hombre apuñala a su ex pareja y muere al arrojarse desde una azotea

Policía Nacional en Alicante
Policía Nacional en Alicante

La mujer ha sido trasladada al Hospital General de Alicante, donde ha quedado ingresada en la UCI con pronóstico grave, según fuentes hospitalarias.

Un hombre de 41 años ha asestado hoy varias puñaladas a su expareja, que está hospitalizada con pronóstico grave, en un edificio de Alicante y luego se ha quitado la vida arrojándose desde la azotea del inmueble, de cuatro plantas, según han informado a Efe fuentes de la Policía Nacional. La agredida, de 48 años, sigue ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital General de Alicante con pronóstico grave, aunque, en principio, su vida no corre peligro, han señalado a Efe fuentes del centro hospitalario.

Este nuevo episodio de violencia machista ha ocurrido entre las 7 y 7.30 horas en un domicilio del primer piso de un edificio en la calle Maestro Alonso, inmueble en el que en otra vivienda del cuarto piso vive la hija de la víctima, de 26 años y fruto de una relación anterior, junto a los abuelos. La agresión se ha producido cuando la mujer salía de su domicilio para ir a trabajar y fue abordada en el rellano por el agresor, que la esperaba para asestarle varias puñaladas en el tórax y la espalda antes de dejarla malherida y de subir a la azotea, desde donde se precipitó al vacío.

Los vecinos asistieron a la mujer en un primer momento tras escuchar sus gritos de auxilio antes de ser trasladada al Hospital General de la ciudad, situado en las inmediaciones. Según han indicado a Efe fuentes próximas al caso, el hombre no tenía denuncias previas por maltrato ni orden de alejamiento. Estas mismas fuentes han añadido que la mujer, que está ingresada estable dentro de la gravedad, no había presentado denuncia y, por tanto, no contaba con medida judicial alguna de protección.

Fuentes de la investigación han explicado que, además del arma blanca, se ha intervenido un recipiente con gasolina que fue hallado dentro de la mochila que portaba el agresor. La Generalitat ha manifestado en un comunicado su repulsa ante esta nueva agresión contra las mujeres y ha hecho un llamamiento a toda la sociedad para que denuncie y condene estos actos con "el propósito de acabar con cualquier acción fruto de la violencia de género".

También ha reiterado su apoyo a las víctimas de este tipo de actos violentos contra las mujeres y ha apelado a "la corresponsabilidad de toda la ciudadanía en la erradicación de este problema público". Por su parte, el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, ha lamentado y condenado también este último episodio de violencia machista registrado en la ciudad.

En declaraciones a Efe, Echávarri ha anunciado que proyecta un plan para formar a los 2.200 funcionarios municipales en prevención de violencia machista para que puedan activar el protocolo en el caso de que cualquier mujer acosada recabe su ayuda.

"Tenemos en mente formar a todos los funcionarios del ayuntamiento en prevención de violencia de género para que cualquier mujer que se sienta acosada o en peligro pueda acudir a cualquiera de las dependencias municipales, donde siempre hay un funcionario y (éste) pueda activar un protocolo", ha explicado. De este modo, ha proseguido, "se contarían con 2.200 puntos de atención a las mujeres que puedan estar en peligro o maltratadas".