Podemos llama a la rebelión para liberar a los titiriteros

Iglesias y Colau muestran su simpatía hacia los detenidos y asociaciones de extrema izquierda convocan una manifestación.

Sectores de la extrema izquierda española, Podemos a la cabeza, empezaron ayer a movilizarse para mostrar su solidaridad y exigir la excarcelación de los titiriteros detenidos el sábado tras haber cometido presuntamente delitos de enaltecimiento del terrorismo. El secretario general de Podemos –Pablo Iglesias, actualmente inmerso en negociaciones que podrían convertirle en vicepresidente del Gobierno de España– encabezó los gestos de apoyo a estos dos presuntos delincuentes a través de su cuenta de Twitter, donde mostró admiración por la actitud del actor Juan Diego Botto en defensa de los cómicos detenidos. «‘’Buenas noches compañeros titiriteros’’ @JuanDiegoBotto valiente, marca la diferencia. Rodilla en tierra, compañero», fueron sus palabras exactas. En una maquinaria de marketing tan afinada como la de Podemos, hasta el mínimo gesto está medido y el apoyo indirecto de Iglesias a dos artistas que en su representación incluyeron una pancarta que elogiaba a la banda terrorista ETA, el ahorcamiento de un juez o la violación de una religiosa no puede ser más significativo.

Más lejos aún fue la portavoz de la formación hermana de Podemos en Cataluña, En Comú. Ada Colau cerró filas con los titiriteros con un emotivo mensaje en su página de Facebook en el que pedía a sus lectores «que se pusieran un momento en la piel de esos chicos: detenidos, acusados, encerrados y asustados con lo que les viene». Lo «que les viene», según Colau, no es el sistema judicial de un Estado democrático que persigue, conforme a la Ley, el enaltecimiento del terrorismo sino «una derecha vengativa que no soporta la disidencia». El mensaje de Colau no contenía llamada alguna a «ponerse en la piel» de los familiares de José María Lidón, magistrado de la Audiencia Provincial de Vizcaya asesinado por ETA en 2001.

Además, parte del equipo de Manuela Carmena publicaba un manifiesto en el que podía leerse: «Participaremos en cuantas movilizaciones se convoquen para reclamar su libertad. Creemos que tanto Ahora Madrid, como los colectivos, movimientos, organizaciones que apostamos por un Madrid democrático, solidario y de derechos debemos ser actores activos en defensa de la libertad de expresión». El documento, titulado «De la sátira política al esperpento judicial: libertad para los titiriteros», fue apoyado ayer, en sus primeras horas en circulación, por el responsable de la Concejalía de Economía y Hacienda de la capital, Carlos Sánchez Mato, junto a otros cuatro miembros del Ejecutivo de Carmena. También quisieron dar su apoyo al manifiesto nueve diputados de Podemos en la Asamblea de Madrid y el eurodiputado de la formación morada, Miguel Urban, que también apoyó un texto en el que puede leerse que «sólo los prejuicios ideológicos (y las motivaciones ideológicas) mostrados por el propio juez en el auto pueden explicar que se haya redactado un auto así de esperpéntico».

Además de sus partidos políticos, la extrema izquierda tambien movilizará sus asociaciones civiles en apoyo de los artistas detenidos por enaltecimiento a ETA. Yesca, PCE España, Mujeres Castellanas, Asamblea Transmaricabollo de Sol, Madres contra la Represión, Red Roja y Sindicato de Estudiantes son algunas de las organizaciones de ultraizquierda que han organizado una «Manifestación contra la represión» para el próximo sábado.