Jeep: como siempre, pero ecológico

El Compass tiene una versión híbrida enchufable, la 4XE, pero no renuncia a sus virtudes de duro todoterreno

La misma marca es un mito en el mercado de los todo terreno, donde se ha ganado una merecida fama de marca sólida y robusta, preparada para enfrentarse con los más duros retos fuera del asfalto. Pero no por ello renuncia a las últimas tendencias y apuntarse al ecologismo de la conducción eléctrica. Para ello ha equipado a sus modelos con la tecnología híbrida enchufable. El Compass es su última realización en este campo, con un precio a partir de 43.000 euros y que se beneficia de la etiqueta 0.

Gracias a su parte eléctrica es capaz de recorrer hasta 52 kilómetros en modo cero emisiones, pero no renuncia a sus características de todo terreno y, de hecho, es el coche de este tipo con mejor precio de adquisición, ya que la marca ofrece versiones con potencias entre 190 y 239 caballos y facturas que se sitúan, en función de la versión elegida y el equipamiento, entre los 43.000 y los 46.000 euros.

Por lo que se refiere a la parte mecánica, cuenta con un motor eléctrico de 60 caballos montado sobre el eje trasero y alimentado por una batería de ion-litio de 11,4Kw de capacidad. Este se complementa con un motor de gasolina para el tren delantero, que es un bloque de cuatro cilindros en línea y 1,3 litros con turbo que desarrolla las potencias antes señaladas. Para la transmisión, se ha montado una caja de cambios automática de seis velocidades.

Gracias a su motor eléctrico, que funciona normalmente salvo que apretemos a fondo el acelerador, se consiguen consumos verdaderamente bajos en el uso diario ya que irá casi siempre en función de cero emisiones y cero consumo de combustible y puede alcanzar una velocidad máxima de hasta 130 por hora. Normalmente funciona en tracción delantera, pero accionando un mando se puede conectar la tracción total cuando necesitamos enfrentarnos a cualquier obstáculo. Y cuando utilizamos el motor de combustión, se pueden alcanzar los 200 por hora y conseguir aceleraciones de 0 a 100 en siete segundos y medio.

Para los amantes del fuera de carretera, el Compass incluye algunos avances tecnológicos que facilitan la conducción en terrenos difíciles, como el llamado “Select Terrain” para adecuar el control de tracción a la superficie por la que se circule. Podemos elegir entre nieve, arena, barro y rocas, además de un modo automático. Además incluye un modo Sport, para conseguir el mayor rendimiento del motor sin importar el consumo. En cuanto al tiempo de recarga, se puede utilizar una toma doméstica y deberán transcurrir unas cinco horas, que disminuyen hasta menos de dos horas si tenemos un “wallbox”.