BMW Serie 5, renovación ligera

BMW actualiza su Serie 5 que ofrece pocos cambios en el diseño y más novedades en el apartado mecánico, de tecnología y de equipamiento.

El nuevo BMW Serie 5 quiere seguir manteniendo el éxito de anteriores generaciones basado en un diseño reconocible y clásico de la marca, en una elevada calidad de fabricación, en la más avanzada tecnología y en una gama de motores que combinan a la perfección prestaciones y eficiencia. Tal vez por eso, esta renovación de la berlina 'premium' lo que hace es ahondar en esas características. No hay revolución, sino renovación.

En el diseño perfila su imagen deportiva con ciertos toques como un marco perfilado de la parrilla ovoide de BMW, así como con nuevas entradas inferiores de aire. En la parte trasera destacan unos listones luminosos en los pilotos posteriores. También el nuevo Serie 5 Gran Turismo tiene un faldón delantero modificado y un nuevo diseño de su parte posterior, lo que le da un aspecto más largo y bajo.

En el habitáculo también hay cambios destinados a mejorar la vida a bordo. La parte posterior del nuevo BMW Serie 5 Gran Turismo ha cambiado, lo que permite aumentar la capacidad del maletero de 440 a 500 litros.

En cuanto a los motores ahora mejoran sus prestaciones, al tiempo que también reducen los consumos y son más respetuosos con el medio ambiente. Los modelos con motor diésel están equipados además de serie con la tecnología BMW BluePerformance, que reduce las emisiones de óxido de nitrógeno.

El motor de acceso en la gama diésel será el 518d, con 143 CV y un consumo de 4,5 litros a los 100 kilómetros. En la parte más alta de la gama estará los M550d xDrive y el BMW M550d xDrive Touring con 450 caballos.

También hay variaciones en el BMW ActiveHybrid 5, la versión híbrida que dispone ahora de una versión específica del asistente de previsión de límites de velocidad, capaz de coordinar el funcionamiento del motor de combustión y del motor eléctrico en función de la ruta prevista.

Más información sobre el BMW Serie 5.