Los agricultores acusan al Gobierno de “hacer oídos sordos” a sus propuestas sobre el IRPF

Asaja reclama que se tengan en cuenta los daños que sufrió el sector con las inundaciones que hace unos meses afectaron a la Región de Murcia

Un agricultor observa el estado en el que ha quedado el cultivo del brócoli tras las inundaciones sufridas
Un agricultor observa el estado en el que ha quedado el cultivo del brócoli tras las inundaciones sufridasJESUS DIGESEFE

La asociación agrícola Asaja-Murcia ha lamentado que el Gobierno central haya hecho “oídos sordos” a las peticiones de la organización en las que se demandaba la reducción para agricultores y ganaderos de los módulos del IRPF en determinadas producciones y municipios de la Región de Murcia. “Han olvidado que se han visto mermadas las producciones por los episodios de gota fría, sequía y otras inclemencias meteorológicas”, a lo que ahora hay que añadir las consecuencias que ha generado el estado de alarma provocado por el coronavirus.

El secretario general de Asaja Murcia, Alfonso Gálvez, ha explicado que el Gobierno central no ha aplicado dicha reducción a cultivos “de gran importancia como el tomate en Águilas, Mazarrón o Lorca”, al tiempo que en otras zonas como Almería o Níjas “se ha visto reducido un 0,13”, al igual que en otros cultivos como la uva de mesa, las hortalizas o las patatas.

"En el caso del limón, se aplica un 0,18 y se da el agravio comparativo, de que en la provincia de Alicante se ha reducido el módulo de 0,13 (Orihuela, Almoradí o Callosa ) y 0,09 en Dolores como consecuencia de los daños ocasionados por la DANA, cuando determinados municipios de la Región de Murcia, también sufrieron cuantiosos daños por los efectos del temporal”.

Por este motivo, desde Asaja-Murcia, Gálvez ha insistido en la necesidad de reducir estos módulos del IRPF para las producciones y municipios solicitados en el periodo de alegaciones, que coinciden con las presentadas también por la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y medio Ambiente de la Comunidad.

“En estos momentos de crisis sanitaria, en los que se ha reconocido el carácter esencial y estratégico del sector agrario, pedimos al Gobierno de España que esté con los agricultores que sufrieron pérdidas de producción y daños importantes en sus explotaciones por los efectos de las inundaciones”.