Detenido por agresión sexual, estafa y violencia de género en Los Alcázares

Utilizaba las redes sociales para contactar con mujeres y entablar con ellas una relación sentimental para obtener un beneficio económico

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha llevado a cabo la operación ‘Marciruelo’, para investigar una serie de estafas cometidas contra mujeres en varias localidades de la comarca del Mar Menor, que se ha saldado con la identificación, localización y detención de su presunto autor.

Al detenido se le atribuye la presunta autoría de los delitos de estafa (4), agresión sexual, violencia de género y quebrantamiento de condena. Además, sobre él pesaban tres requisitorias judiciales de detención y una requisitoria judicial de ingreso en prisión. Durante el desarrollo de la operación, la Guardia Civil ha investigado a una mujer como coautora en los delitos de estafa.

Efectivos de Policía Judicial de la Benemérita abrieron la operación hace unos meses, a raíz de la presentación de una denuncia en una comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, en la que se informaba de la supuesta comisión de un delito de agresión sexual.

La víctima manifestó que el episodio tuvo lugar con un contacto previo a través de una popular red social de contactos y culminó con la agresión sexual en Los Alcázares durante una de las citas. Al parecer, tras consumar el hecho delictivo, su autor abandonó a la víctima en la puerta de un establecimiento público de la localidad.

Fruto de la investigación desarrollada, los guardias civiles lograron identificar a un joven que, presuntamente, se encontraba tras la autoría de los hechos investigados.

Además se comprobó que sobre el mismo pesaban tres requisitorias judiciales de detención y una requisitoria judicial de ingreso en prisión, así como una supuesta vinculación a varios delitos de estafa y otras denuncias que todavía se continúan analizando y que pudieran dar lugar a la atribución de la autoría de nuevos delitos.

Tras obtener indicios suficientes, la Guardia Civil estableció un dispositivo de búsqueda sobre el sospechoso, el cual permanecía en paradero desconocido desde el pasado año. El dispositivo desarrollado permitió constatar que el presunto autor de los hechos estaba actualmente residiendo en una vivienda de alquiler del casco urbano de Los Alcázares y que, al parecer, conocedor de las causas que tenía pendientes con la administración de la justicia, se mantenía oculto en el interior del inmueble.

Durante su auto confinamiento abandonó el domicilio únicamente en casos de necesidad, aunque se ha podido verificar que en el periodo que duró su evasión a la justicia estuvo en localidades de Murcia y Almería, donde pudo ejercer su influencia delictiva en varias personas.

Una vez localizado el sospechoso, la Guardia Civil fue a arrestarlo pero éste se atrincheró en la vivienda, haciendo caso omiso a las recomendaciones de los agentes durante ocho horas. Finalmente y tras establecer un cerco policial alrededor del inmueble, se solicitó a la autoridad judicial un mandamiento judicial de entrada y registro, que culminó con su detención, como presunto autor de los delitos de agresión sexual, estafa, malos tratos en ámbito familiar y quebrantamiento de condena.

La detención también permitió resolver tres reclamaciones judiciales de detención y otra de ingreso en prisión que se encontraban en vigor sobre el arrestado.

Además de la detención del presunto autor de los hechos, la Guardia Civil también ha investigado a una mujer, como presunta coautora de cuatro delitos de estafa.

De la investigación se desprende que el ahora detenido, presuntamente, utilizaba las redes sociales para contactar con mujeres y entablar con ellas una relación sentimental con el fin de obtener un beneficio económico, bien solicitándoles dinero en efectivo prestado, o en su defecto acceso a sus datos personales y cuentas bancarias a través de la banca online, todo ello mediante engaño y ejerciendo cierta manipulación sobre ellas aprovechando el vínculo afectivo creado previamente.

Mientras se encontraba activo el confinamiento regulado en el reciente estado de alarma, aprovechó la notable demanda de ciertos productos para crear anuncios falsos en portales de venta de efectos de segunda mano, con la intención de estafar a posibles compradores. Hasta el momento se han esclarecido cuatro delitos de estafa con víctimas ubicadas en diferentes provincias.

La Guardia Civil continúa con la investigación abierta, no descartando la vinculación del ahora detenido con la autoría de más hechos delictivos.

El arrestado, la investigada y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de San Javier (Murcia), que ha decretado el ingreso en prisión del detenido.