Más de 9.600 personas fueron condenadas por sentencia firme en la Región en 2019

El número de menores condenados superó los 560, con casi 800 infracciones penales cometidas

El número de adultos condenados por sentencia firme en la Región de Murcia ha aumentado un 0,72% en 2019 con respecto al año anterior, hasta situarse en 9.648, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) recogidos por Europa Press.

Del total de condenados, 7.090 son de nacionalidad española (73,4%) y 2.558 extranjera (26,6%), y más del 83 por ciento son hombres.

Por franjas de edad, en 2019 figuran como penadas 777 personas de 18 a 20 años; 1.309 de 21 a 25 años; 1.357 de 26 a 30 años; 1.394 de 31 a 35 años; 1.446 de 36 a 40 años; 2.109 de 41 a 50 años; 899 de 51 a 60 años; de 61 a 70, y 72 de 70 en adelante.

El pasado año se cometieron en la Región de Murcia un total de 13.275 delitos --11.214 perpetrados por hombres y 2.061 por mujeres--, la mayoría por hurto (1.186); robos (991); conductas sobre la salud pública y la seguridad vial (3.799) y lesiones (2.529).

Por su parte, los delitos por homicidio se sitúan en 27; por torturas e integridad moral, en 253; contra la libertad e indemnidad sexuales, en 128; por defraudaciones, en 636; por quebrantamiento de condena, en 626, y contra el orden público --que incluye, entre otros, atentados contra la autoridad y desobediencia--, en 362.

La tasa de condenados inscritos en la Región por cada 1.000 habitantes entre los mayores de edad es de 8,1%, frente al 7,4 que representó la media nacional. Esto convierte a la comunidad en la cuarta con mayor porcentaje, solo por detrás de la Comunidad Valenciana (9,1%); Baleares (8,5%) y Canarias (8,3%).

Las ciudades autonómicas de Ceuta y Melilla encabezan la tabla por territorios, al registrar una tasa del 25,3% y el 24,3%, respectivamente.

Por su parte, el número de menores de entre 14 y 17 años condenados en la Región de Murcia en 2019 asciende a 561, de los 449 son de nacionalidad española y el resto extranjera. La tasa de menores inscritos por cada 1.000 habitantes es del 8,1% en la comunidad, frente al 7,4 de la media nacional.

El número de infracciones penales cometidas por menores según lugar de condena asciende a 798 en la Región, con una tasa por cada 1.000 habitantes del 11,5%, de las más bajas del país, solo por delante de Cataluña, con un 10,1%, y la Comunidad de Madrid, con un 7%.