Carolina del Sur

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Lucha el Decano por la supervivencia en medio de impagos, trampas y rencillas, víctima de desalmados que intuyen negocio inmobiliario en el fútbol y huyen por la gatera dejando solares yermos y graderíos devastados. Con el Recreativo en trance de desaparición, Huelva la descubridora resplandece más allá de los confines del Tinto y del Odiel, del Guadiana y del Atlántico, bajo el manto de una criatura celestial que conquista mercados tan saturados como el asiático. Chinas, indias, indonesias, coreanas y thailandesas sucumben ante ella. El imperio del

bádminton ha instalado la capital mundial en Huelva por obra y gracia de esta joven onubense, leyenda como Santana, Nieto o Ballesteros, bicampeona del mundo con 22 años. Carolina Marín es del sur, pero reina en los cuatro puntos cardinales. «Seve» situó el golf en el mapa de España y

Marín, el bádminton. Por

Carolina sabemos que el volante, esa extraña pelota hecha con plumas del ala izquierda del ganso, supera los 300 kilómetros por hora cuando ejecuta el mate. Es un portento y el valor más

seguro del deporte español para los Juegos de Río. Carolina, del sur, no falla.