El mundo de la tauromaquia dice basta

La Razón
La RazónLa Razón

La ciudad de Valencia, en plenas Fallas, será hoy el escenario de una manifestación masiva en defensa de la Fiesta Nacional. El lema, bajo el que marcharán aficionados, ganaderos, matadores, mozos de espada y empresarios del ramo, lo dice todo: « Los Toros, Cultura, Raíces y Libertad del Pueblo». No se trata de glosar aquí lo que significa la Tauromaquia para la conformación de la identidad milenaria de los pueblos de España, tanto los de este lado del Atlántico, como los que se forjaron a nuestra imagen y semejanza en el vasto continente americano, sino de reclamar el derecho que nos asiste a mantener viva una tradición, una expresión artística excepcional en el mundo, que ha hecho del toro de lidia el símbolo totémico de lo español. Pero es que, además, sin la Fiesta Nacional se perdería buena parte de la riqueza medioambiental de España y, por supuesto, se extinguiría uno de los animales más bellos y que encarna la bravura en sí mismo. Bienes inmateriales que se encuentran bajo la amenaza de una concepción sectaria contra las raíces de lo español o una equivocada percepción de la defensa de los animales. El mundo de la tauromaquia, traversal en su concepto del arte y de la libertad, ha dicho basta y exige el debido respeto, que no subvenciones.