Opinión

Bruselas reconoce los méritos de España

La Razón
La RazónLa Razón

La Comisión Europea mejoró ayer sustancialmente las previsiones de crecimiento para España. Elevó seis décimas las de 2015, hasta el 2,3%, y en tres décimas las de 2016, hasta el 2,5%. Se apunta un panorama ilusionante de recuperación y prosperidad. En este punto, el repunte de la demanda interna es el mejor síntoma. Frente a los aprendices de brujo populistas, hay que ponderar la evolución de nuestra economía, que tan sólo hace dos años parecía condenada al rescate. Las políticas reformistas y los inevitables sacrificios de la sociedad han dado la vuelta a una situación que parecía imposible.