Opinión

Empleo y principio de precaución

La Razón
La RazónLa Razón

Desde el reconocimiento de que muchos salarios en España se encuentran muy por debajo de los niveles que serían razonables para potenciar la recuperación de la economía, lo cierto es que se debe aplicar el principio de precaución cuando se trata de legislar sobre cuestiones que afectan a un mercado laboral tan delicado como el nuestro. La subida del Salario Mínimo, deseable en sí misma, puede, sin embargo, provocar un efecto contrario en forma de grave destrucción de puestos de trabajo.