Los grandes del marketing

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Nadie puede dudar de la enorme importancia que tiene el marketing y la comunicación en el éxito o fracaso de una empresa, y su papel decisivo para lograr convertir una buena idea en algo atractivo y deseable por los consumidores. Los premios que otorga anualmente la Asociación de Marketing de España (MKT) enseñan cómo hay empresas que manejan con gran eficacia las técnicas de mercado y cómo, incluso en una época complicada, es posible lograr grandes triunfos. El Premio Nacional de Marketing de 2016 es indiscutible: Hawkers, una empresa fundada en Murcia por varios jóvenes encabezados por Pablo Sánchez, que también fue distinguido como Líder Empresarial. Con 300 euros comenzaron a comprar gafas de sol de una fábrica de Estados Unidos para revenderlas por su página web, y en apenas tres años Hawkers es una marca internacional que supera las búsquedas de las grandes del sector, tiene más de 100 empleados veinteañeros, y un éxito que nadie podría adivinar en sus recientes inicios.

El premio a la innovación ha sido para Car2Go, una red de coches eléctricos que pueden usarse cuando se quiera y aparcar libremente por poco dinero, implantada ya en Madrid y otras 30 ciudades. En Pymes se destacó a Salud On Net, una APP para buscar médico; y en instituciones, a la Fundación Uno entre cien mil, ONG que otorga becas para proyectos de investigación contra la leucemia infantil. También ganaron premios empresas consolidadas como Iberia, por su implantación en Latinoamérica, y Mercedes Benz, por su rejuvenecimiento y modernización de una marca de toda la vida que logra llegar mejor que nunca a las nuevas generaciones. Y Beatriz Navarro, directora de marketing de FNAC, fue nombrada mejor profesional de 2015.

Lo importante es poder aprender del éxito de estas y otras empresas que apuestan por innovar, probar que sus ideas pueden ser acertadas, y no dudan en trabajar duro para ponerlas en marcha a pesar de las dificultades. El denominador común de casi todos estos premios es lo que se conoce como «economía colaborativa», que tiene muy en cuenta la participación de los consumidores a través de aplicaciones en el móvil y el uso de las redes sociales. El objetivo y fin del marketing siempre ha sido llegar a los consumidores y, hoy más que nunca, los ciudadanos son los auténticos protagonistas que deciden si aceptan, les gustan, participan y comparten las ideas y propuestas que hacen las empresas. Que deciden, en definitiva, si triunfarán o serán olvidadas.