El PNV avisa a Sánchez de que la legislatura “no está salvada”

Los nacionalistas vascos solicitan aprovechar los fondos europeos para transformar la economía española

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha avisado a Pedro Sánchez de que la legislatura “no está salvada” tras el acuerdo “revolucionario” en el que la Unión Europea ha aprobado un fondo comunitario por la crisis del Covid-19. En este sentido, ha pedido al Gobierno que deje de pensar “en la próxima curva de la carretera”, que ahora es aprobar los Presupuestos, y que trace un plan para aprovechar la ayuda europea con el objetivo de “transformar las bases de la economía”.

Durante el debate parlamentario por la comparecencia sobre el acuerdo europeo por el fondo para hacer frente a la crisis del covid-19, Aitor Esteban ha calificado de “sorprendente” que el Gobierno aún no haya convocado las comisiones mixtas del concierto económico tanto del País Vasco como de Navarra, aunque avisando antes de que “la legislatura no se reduce en repartir dinero”. “Es hora de que el objetivo del Gobierno no sea superar la próxima curva en la carretera, que ahora es el presupuesto, el objetivo debe ir más allá de mantenerse en el poder”, ha añadido el parlamentario vasco, recordando al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que sus previsiones se han revelado erróneas.

En este sentido, le ha dicho a Sánchez que está en minoría y que tiene que evitar “bandazos” a la hora de pedir apoyos para centrarse en sus socios de investidura, y también profundizar en la “colaboración institucional” de la que se habla en el documento sobre Europa aprobado en la comisión de reconstrucción del Congreso. El PNV ha señalado que “suena a broma” que el Gobierno quiera que los ayuntamientos cedan sus superávit y ha alertado del “riesgo de malgastar” tras el acuerdo europeo y de las “presiones” consiguientes de determinados agentes económicos para captar ayudas para su sector, aunque tenga “poco futuro”.

“Si volvemos a hacer lo mismo, si proponemos gastar el dinero donde siempre, Bruselas dirá que no”, ha dicho Aitor Esteban, para quien la decisión del último Consejo Europeo fue “absolutamente revolucionaria” por el riesgo a la “involución social”, pero sin que esto suponga renunciar a una “rigurosa supervisión” en lo que ha calificado de un “cobro a plazos como los certificados de obra”.