Líder en Twitter

Que la capacidad de comunicación del Papa Francisco está muy por encima de la media, dentro y fuera de la Iglesia, es un hecho incontestable. Que esa capacidad abarca también al mundo digital empieza a ser un dato incuestionable: Sólo por detrás de Obama, con 33,5 millones de seguidores, el Papa Francisco es el líder mundial que más seguidores tiene en su cuenta de twitter @pontifex (en español @pontifex_es).

Sin embargo, en esta red social, la influencia no se mide por el número de seguidores sino por la redifusión que ellos hacen de tus mensajes (retuit). Siguiendo con la comparación, si a Obama le retuitean cada mensaje 2.300 de sus seguidores, al Papa le retuitean 20.000 de sus más de 7 millones de seguidores.

Con estos datos, el estudio «Twiplomacy 2013» sobre el uso que hacen los líderes mundiales de twitter ha concluido que el líder mundial más influyente es el Papa Francisco.

Este liderazgo digital es consecuencia de su liderazgo en el mundo real. Desde su elección, el pasado 13 de marzo, Francisco ha demostrado, con su verbo sencillo, su sonrisa franca, sus decisiones firmes y sus gestos elocuentes, una capacidad de comunicación que lo ha situado a la cabeza de la credibilidad de los líderes mundiales.

Quienes, creyentes o no, quedaron impactados por esa forma global de hablar comenzaron a seguirle en el mundo real y muy rápidamente, también en el virtual. A partir de aquí, el éxito estaba asegurado en twitter porque sus mensajes son perfectos para esa red social: breves, sencillos, claros, concretos, estimulantes, positivos y verdaderos. Con estos rasgos se podría incluso pergeñar un plan de comunicación para la Iglesia. En el fondo, también en esto ha tenido buen maestro: las enseñanzas fundamentales de Jesús tienen fácil acomodo en 140 caracteres. Él también lo usaría.