Salud

Soluciones revolucionarias frente a la pérdida de cabello

La técnica FUE de microtrasplante capilar deja cicatrices apenas perceptibles para el ojo con un resultado muy natural

Casi más famoso que su Gran Bazar o la mezquita de Santa Sofía son los implantes capilares turcos. Sin embargo, antes de plantearse un viaje de ese calibre, existen en España buenas opciones y con las mejores garantías para poner fin a la pérdida del cabello, un problema que, según indica Antonio Burgos, responsable de la Unidad de Medicina y Cirugía Capilar del Hospital Quirónsalud Málaga “afecta al 90% de los hombres y al 30% de las mujeres a lo largo de su vida” y cada vez más frecuente, observándose en los últimos años un aumento en la incidencia de alopecias cicatriciales por lo que es de vital importancia realizar un correcto diagnóstico médico ya que dependiendo del tipo de alopecia el tratamiento quirúrgico se podrá o no realizar y el tratamiento médico varía.

Publicidad

Actualmente, existen modernas técnicas para combatir y revertir las alteraciones que causan la alopecia. “La respuesta al tratamiento depende de la gravedad del caso, y cuanto más precozmente se inicia, mejores resultados se obtienen”, destaca el cirujano capilar. Así, mientras en las fases iniciales el clareo estético se puede recuperar mediante tratamiento médico, para las intermedias o avanzadas, se debe optar por el abordaje quirúrgico. El tratamiento médico logra frenar la caída del pelo y, en un 90% de pacientes, permite recuperar el grosor perdido y es indicado para fases iniciales de pérdidas de cabello. Sin embargo, en fases donde ya no había pelo o éste se encuentra en estado muy terminal, resulta muy difícil recuperar.

La nueva Unidad de Medicina y Cirugía Capilar del Hospital Quirónsalud Málaga –centro que esta semana ha celebrado su décimo aniversario con un acto institucional al que han asistido numerosas autoridades– está especializada en la FUE, la técnica quirúrgica más avanzada para tratar la calvicie. Ésta realiza una extracción individual de los folículos dejando en su lugar cicatrices circulares de 0,7-0,8 mm que no son perceptibles al ojo.

“Es un tratamiento que ha revolucionado el mundo de la cirugía capilar por su rápida recuperación postoperatoria, la posibilidad de ampliar los límites de la zona donante, su mínimo riesgo de complicaciones y sus resultados naturales”. FUE es una técnica mínimamente invasiva y con un tiempo de recuperación muy corto, que «consiste en la extracción metódica de unidades foliculares individuales de la zona donante del propio paciente para, posteriormente, injertarlas en la región que padece la alopecia", argumenta el doctor Burgos.

Esta práctica de implantación capilar utiliza anestesia local para insensibilizar el cuero cabelludo durante la selección de las unidades foliculares que se extraerán y también en la zona en la que se producirá el microtrasplante. Una vez analizado cada caso de manera personalizada, el equipo de profesionales médicos elige las unidades foliculares más idóneas para el trasplante de pelo. “Tras un delicado proceso de extracción y tratamiento de cada unidad folicular, se realiza el injerto unidad por unidad, en la parte receptora que padece la falta de pelo”, expone el experto.

Publicidad

La microtrasplantación de pelo con técnica FUE es un procedimiento que se realiza en condiciones asépticas en todas sus fases y aparentemente sencillo al ojo del paciente. “Es una intervención muy laboriosa para el cirujano, quien requiere un alto grado de especialización y habilidad quirúrgica”, concluye Burgos.