Salvador Illa pincha en las dos ciudades cuya sanidad gestiona: Ceuta y Melilla

Las dos ciudades autónomas suspenden en dos de los tres criterios que impuso el Gobierno para decretar el estado de alarma en Madrid

Ceuta y Melilla, las dos ciudades autónomas cuya sanidad es gestionada directamente por el Ministerio que dirige Salvador Illa, a través del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa), figuran entre los territorios con peores datos en la lucha contra la Covid-19. Ceuta registra una incidencia de 316,12 casos por cada 100.000 habitantes, por debajo del umbral fijado por el Ministerio para la intervención, pero por encima del que pretende establecer como situación de riesgo extremo en los criterios comunes que está preparando después de la intervención de Madrid. En Melilla, la incidencia de casos en los últimos 14 días es muy peor que en la capital, al alcanzar los 526,06, frente a los 450,9 de la región de Isabel Díaz Ayuso. Ceuta registra además siete pacientes hospitalizados en UCI, lo que representa una ocupación del 41,18%, superior a la de Madrid, que es del 37,43%, aunque esta comunidad puede duplicar sus camas de críticos en apenas cuatro días aplicando los planes de elasticidad que mantiene activados. En Melilla, el aprobado es alto en este aspecto, pues solo contabiliza un paciente en UCI, lo que supone un 8,33% de ocupación. En positividad, Melilla alcanza un 26,2%, muy por encima del 10% fijado como umbral, mientras que Ceuta registra un 26,5%. Ambas ciudades autónomas suspenden este criterio, como Madrid, cuyo porcentaje es del 15,6% sin que, inexplicablemente, el Ministerio contabilice aún los test de antígenos de resultado rápido que lleva tres semanas aplicando y a los que decidió incluir en su estrategia de detección de casos.