Diabetes e hipertensión elevan el riesgo de sufrir problemas cerebrales

Aunque raras, las complicaciones en el cerebro son una consecuencia cada vez más notificada, especialmente el estado mental alterado y los déficits neurológicos focales, como problemas del habla y la visión

Los investigadores analizaron a pacientes con Covid-19 que se sometieron a una tomografía computarizada de la cabeza y/o una resonancia magnética en su sistema de salud de enero a abril de 2020 (AP Photo/Daniel Cole)Daniel ColeAP

Algunos pacientes con Covid-19 tienen un mayor riesgo de complicaciones neurológicas como hemorragia cerebral y accidente cerebrovascular. Según un estudio que se presenta en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte (RSNA), estos eventos potencialmente mortales eran más comunes en personas con hipertensión y diabetes.

Y es que aunque el virus ataca primero a las células del sistema respiratorio, lo que a menudo conduce a una inflamación de los pulmones que pone a las personas en riesgo de contraer neumonía, el impacto del virus también se ha sentido en otros sistemas del cuerpo. “Los efectos de Covid-19 se extienden mucho más allá del pecho”, explica el autor principal del estudio, Colbey W. Freeman, MD, residente en jefe del Departamento de Radiología de Penn Medicine en Filadelfia. “Si bien las complicaciones en el cerebro son raras, son una consecuencia cada vez más notificada y potencialmente devastadora de la infección por SARS-CoV-2”.

Para obtener más información sobre el fenómeno, el doctor Freeman y sus colegas de la Facultad de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (EE UU) analizaron a pacientes con Covid-19 que se sometieron a una tomografía computarizada de la cabeza y/o una resonancia magnética en su sistema de salud de enero a abril de 2020. En cuatro meses, a 81 se les realizó un escáner cerebral. Las razones más comunes para las exploraciones cerebrales fueron el estado mental alterado y los déficits neurológicos focales, como problemas del habla y la visión.

De esos 81 pacientes con escáneres cerebrales, 18 -o un poco más de uno de cada cinco- tuvieron hallazgos que se consideraron de emergencia o críticos, incluidos accidentes cerebrovasculares, hemorragias cerebrales y vasos sanguíneos bloqueados. Al menos la mitad de los pacientes tenían antecedentes preexistentes de presión arterial alta y/o diabetes tipo 2. Tres pacientes con hallazgos críticos murieron mientras estaban ingresados.

¿Por qué se produce?

Covid-19 está asociado con manifestaciones neurológicas, y la hipertensión y la diabetes mellitus tipo 2 son comunes en las personas que desarrollan estas manifestaciones”, afirma el Dr. Freeman. “Estas poblaciones pueden tener un mayor riesgo de complicaciones neurológicas y deben ser monitoreadas de cerca”. Dos tercios de los pacientes con resultados críticos en el estudio eran afroamericanos, lo que sugiere que estos pacientes también pueden requerir un seguimiento más estrecho.

Los mecanismos exactos de los efectos neurológicos dañinos del coronavirus no se conocen y pueden involucrar múltiples factores, aunque una teoría popular sostiene que la inflamación asociada con la infección es el principal culpable. En el estudio, los marcadores sanguíneos de inflamación fueron altos en personas con resultados críticos. “Cuando su cuerpo está en un estado inflamatorio, produce todas estas moléculas llamadas citocinas para ayudar a reclutar al sistema inmunológico para que realice su función”, señala Freeman. “Desafortunadamente, si las citocinas se producen en exceso, la respuesta inmune comienza a causar daño”.

El estudio está en curso, y los investigadores continuarán publicando hallazgos a medida que lleguen más datos. También están investigando la incidencia de complicaciones neurológicas en pacientes con Covid-19 en oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO), un sistema de bomba para circular y reponer oxígeno en la sangre. Varios pacientes del estudio necesitaron ECMO durante su estancia en el hospital. “Además, tenemos planes de iniciar un estudio prospectivo más amplio que evalúe las manifestaciones neurológicas crónicas, tardías y a largo plazo que pueden no conocerse en este período inicial de la pandemia”, concluye Freeman.