Sanidad irrita a los “influencers”

Recibe fuertes críticas tras intentar ganárselos con una reunión sobre la app Radar Covid: “Vuestra gestión ha sido muy mala y tenéis un problema de credibilidad mientras Simón siga”

El pasado viernes, el Ministerio de Sanidad cumplió su prometido anuncio y mantuvo una reunión virtual con alrededor de 40 «influencers» sanitarios para sondearles sobre la nueva aplicación Radar Covid. Lo que iba a ser un encuentro plácido y de importante impacto mediático ha encontrado pronto fuertes contestaciones.

Varias, fuera de la reunión, y una, de forma pública. Y muy dura. Se trata de la que formuló Mónica Lalanda, una conocida médico de urgencias que ha trabajado en el National Health Service y que se dedica desde hace cuatro años a la divulgación sanitaria. En una carta enviada al Ministerio, lamenta no entender el concepto de «briefing» bajo el que se celebró el encuentro. «Habéis invitado a un grupo de divulgadores muy activos en redes y no me gustaría ser simplemente parte de una nota de prensa encabezada por una foto vuestra mirando una pantalla llena de caritas, explicando que estáis contando con nosotros con algún objetivo». Lalanda, que creó durante la primera oleada de la pandemia una plataforma solidaria de sanitarios desde la que atendieron miles de consultas, aprovecha para sugerir la dimisión del ministro Salvador Illa y del director del centro de alertas, Fernando Simón.

«Creo que vuestra gestión ha sido muy mala, tenemos los peores resultados de Europa y el mayor número de contagios entre profesionales. Creo que el papel de Fernando Simón ha sido meramente político, no técnico ni médico, y mientras permanezca ahí tendréis un problema de credibilidad con la población, pero más aún con los profesionales». Esta médico demanda una auditoría externa para desgranar lo ocurrido y transparencia: «Lleváis meses tratando a la población como a niños. Tenemos las herramientas necesarias para que esto fuera una realidad pero continuáis malinformando y manipulando cifras. Necesitamos saber si los muertos son realmente más de 50.000, como todo parece indicar. La Salud Pública necesita un protagonismo que no está teniendo».

La «influencer» lamenta la falta de un grupo de expertos «a pesar de haber sido la coletilla que ha servido para justificar decisiones muy pobres y con consecuencias terribles». «Cread ese grupo de expertos, lo tenéis fácil: empezad por los firmantes de la petición del Lancet. Cualquier decisión, protocolo, criterio o guía necesita un soporte científico, no político». En su carta, culpa a Sanidad de enviar a los sanitarios «a una guerra desnudos y con tirachinas mientras se les aplaudía con fervor como a héroes. A la vuelta de esa primera batalla su papel ha pasado a ser el de villanos tolerando el abuso e insulto de la población».

El doctor Salvador Casado, también «influencer», encabeza una entrada en su blog con el título de «telepromoción ministerial», expone que «esto no se arregla a base de capas de pintura». Propone sacar el circuito Covid fuera de los centros de salud, disminuir la burocracia y oír a los profesionales.