Abandonan a un niño de 2 años desnudo y desnutrido porque pensaban que era una bruja

Estas son las escalofriantes imágenes de un niño de dos años abandonado en Nigeria porque su familia pensaba que era una bruja. El niño caminaba sin rumbo por la calle, gravemente desnutrido, con el cuerpo lleno de gusanos, a punto de morir, cuando una cooperante lo encontró junto a una carretera. La desgarradora imagen hizo que Anja Ringgren Loven se interesara por el y decidiera llevarlo a su asociación para proporcionarle alimento y cuidados médicos. Loven es la fundadora de la African Children's Aid Education and Development Foundation, creada hace tres años para proteger a los niños del sufrimiento y la crueldad de sus familiares cuando consideran que son brujos. El caso de Hope (Esperanza) es el de menor edad con el que se han encontrado en la fundación de Loven, que indicó que "miles de niños están siendo acusados de ser brujas y han visto cómo los torturan, han visto niños asustados y muertos".

Hope ha tenido la suerte de que Loven se cruzara en su camino y se recupera en un ambiente sano y rodeado de otros niños que han sufrido en sus carnes las creencias religiosas de sus familiares.