La estrella más solitaria

Un grupo de astrónomos describe a CX330, una joven que crece a gran velocidad lejos de cualquier otro objeto cósmico

La estrella CX330, captada por la NASA
La estrella CX330, captada por la NASA

Sola en el camino cósmico, lejos de cualquier objeto celeste conocido, una joven estrella independiente está atravesando una etapa de crecimiento tremendo, informa Europa Press.

El objeto inusual, llamado CX330, se detectó por primera vez como una fuente de luz de rayos X en 2009 por el Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA, mientras indagaba en el bulto en la zona central de la Vía Láctea. Otras observaciones indicaron que este objeto emite luz visible también. Con sólo esas pistas, los científicos no tenían ninguna idea de lo que era realmente.

Pero cuando Chris Britt, un investigador post-doctoral en la Universidad Tecnológica de Texas en Lubbock, y sus colegas examinaron la imagen infrarroja de la zona tomada con el telescopio WISE (Wide-field Infrared Survey Explorer) de la NASA pudieron describirlo: tiene una gran cantidad de polvo caliente alrededor, que debe haber sido calentado por un estallido.

Comparando los datos de WISE de 2010 con los del telescopio espacial Spitzer de 2007, los investigadores determinaron que CX330 es probablemente una estrella joven que estuvo sufriendo estallidos durante varios años. De hecho, en ese periodo de tres años su brillo aumentó varios cientos de veces.

Los astrónomos observaron la información sobre el objeto a partir de una variedad de telescopios, incluyendo los terrestres SOAR Magallanes y Gemini. También utilizaron las encuestas de gran telescopio VVV y OGLE-IV para medir la intensidad de la luz emitida desde CX330. Combinando todos estos diferentes puntos de vista sobre el objeto, surgió una imagen más clara.

«Hemos intentado varias interpretaciones, y la único que tiene sentido es que esta joven estrella en rápido crecimiento se está formando en el medio de la nada», dijo Britt, autor principal de un estudio sobre CX330 publicado en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

El comportamiento de la estrella solitaria tiene similitudes con FU Orionis, una joven estrella que registró un periodo de estallido inicial de tres meses en 1936-7. Pero CX330 es más compacta, más caliente y más masiva que los objetos conocidos como FU Orionis. Esta estrella más aislada lanza «chorros» más veloces de material que se estrellan con el gas y el polvo a su alrededor.

«El disco probablemente se ha calentado hasta el punto donde el gas del disco se ha ionizado, lo que lleva a un rápido aumento en la rapidez con que el material cae sobre la estrella», dijo Thomas Maccarone, coautor del estudio y profesor asociado en Texas Tech.

Lo más desconcertante para los astrónomos es que FU Orionis y los objetos inusuales como él - sólo hay alrededor de 10 de ellos - están ubicados en regiones de formación estelar. Las estrellas jóvenes generalmente se forman y se alimentan de sus regiones ricas en gas y polvo que rodean nubes de formación estelar. Por el contrario, la zona de formación de estrellas más cercana a CX330 está a más de mil años luz de distancia.

«CX330 es más intensa y está más aislada que ninguno de otros objetos explosivos similares vistos antes», dijo Joel Green, coautor del estudio e investigador en el Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial en Baltimore. «Esta podría ser la punta del iceberg de objetos que pueden estar en todas partes.»

¿Cómo llegó a estar CX330 tan aislada? Una idea es que puede haber nacido en una zona de formación de estrellas, pero fue expulsada a este rincón solitario de la galaxia. Pero es poco probable, dicen los astrónomos. Debido a que CX330 está en una etapa juvenil de desarrollo, es probable que tenga menos de 1 millón de años, y todavía se está nutriendo de su disco, debe haberse formado cerca de su actual ubicación.

CX330 puede ayudar a los científicos estudiar la forma en que las estrellas se forman en diferentes circunstancias. Un escenario es que las estrellas se forman a través de la turbulencia. En este modelo «jerárquico», una densidad crítica del gas en una nube hace que la nube colapse gravitacionalmente en una estrella. Un modelo diferente, llamado «acreción competitiva» sugiere que las estrellas comienzan como núcleos de baja masa que se disputan la masa de material que queda en la nube. CX330 se ajusta de forma más natural al primer escenario, ya que las circunstancias turbulentas en teoría permitirían la formación de una estrella solitaria.

EP