Una lucha a caballo y por la «Libertad»

Enrique Urbizu presenta una nueva serie de Movistar+ que se encuentra en pleno rodaje y muestra cómo el bandolerismo alcanzó la libertad en la convulsa España Negra

Thumbnail

La libertad es un concepto heterogéneo, abstracto y que crea discrepancia. Es una idea que provoca conflicto y desacuerdo pero que, a su vez, todos pretendemos alcanzar. Muchos hablan de que el camino de la vida se rige por la búsqueda insaciable de este sentimiento de ser libre. Con los demás. Con uno mismo. No importa en qué momento se lea esta reflexión. Este viaje hacia la liberación, la independencia y la emancipación, siempre ha sido el argumento principal de la supervivencia del ser humano. Y así es como Enrique Urbizu ha querido enfocar la historia que se entrelaza entre los personajes de su nueva serie para Movistar+, «Libertad», que se encuentra en pleno rodaje en Guadalajara.

Como su nombre indica, el desafío y la pugna por la liberación se convertirán en el hilo conductor y el eje de confluencia entre los protagonistas de esta narración que se desarrolla en la «España negra». Aquel país oscuro, sucio y subdesarrollado que respiraba el aire de los primeros años del siglo XIX, y que condujo a la sociedad al «fracaso de la modernidad». Una oda al mito romántico del bandido, que cumple los sueños de la infancia del director vasco, quien un día fue un joven admirador de Sancho Gracia y su mítico «Curro Jiménez». Un poema a la «elegancia», que permitirá al espectador «el ejercicio de la mirada», a través de una fotografía centrada en exteriores inundados de lo más verde y natural de la sierra española.

«¿Es esta la libertad, mamá?». Así empieza una conversación, liderada por el amor filial, entre La Llanera (Bebe) y Juan (Jason Fernández), sobre lo que será el epicentro de esta semblanza de 5 capítulos. La protagonista, una bandolera fuerte e independiente, finaliza su pena carcelaria tras 17 años coexistiendo entre las cuatro paredes de su celda. Una larga temporada cautiva en la que daba a luz a su único hijo, Juan, fruto de un romance con Lagartijo (Xavier Deive), el cabecilla de una banda que busca venganza. Un ya apuesto joven que tendrá que descubrir, durante el desarrollo del relato, cómo funciona el mundo real y qué es la libertad.

La potencia femenina

«Es una historia llena de hombres pero en la que, al final, las fuertes son las mujeres». La potencia de la figura de la mujer brilla por sí sola en esta obra, que pronto conquistará la pequeña pantalla. Y es que la perspectiva de una madre en busca de la paz para su hijo, frente a la mirada rebelde de una joven noble como Reina (Sofía Oria) que quiere tomar las riendas de su vida, se unen a través de la «lucha con uñas y dientes» por la libertad.

«Las protagonistas tienen claro que su vida es así, dura. No son víctimas de ser mujeres, sino que se echan la vida a la espalda», reivindica Bebe. Eso sí, que la figura principal fuese una mujer «no fue una decisión clara» desde el principio. «El material se genera con absoluta franqueza», y esta vez pedía a gritos ser capitaneado por un personaje femenino.

El equipo habla de esta creación audiovisual como un «alimento para el espíritu, para el corazón y para el riego sanguíneo». Una serie «fuerte y dura, porque la vida, al fin y al cabo, es así», valiente y que «va a contrapelo», pues apuesta por una ambientación olvidada por el cine español. Por una reconstrucción de la sociedad ilustrada de 1807, justo antes de la Revolución Francesa, acogida por por un ambiente rural compuesto por «esclavos, analfabetos y hambrientos» que arrastran su rutina, mientras la administración política intenta que las vías comerciales sean seguras. Y, sobre todo, mientras las mujeres protagonistas, de la mano de un elenco masculino integrado por caras tan conocidas como las de Isak Férriz, Jorge Suquet, Pedro Casablanc o Luis Callejo, galopan hacia un final en el que, sí o sí, triunfará el grito de «libertad, fraternidad e igualdad». Ya solo queda una cosa por hacer, disfrutar del estreno de lo nuevo de este maestro del largometraje, que anima al espectador a aprender y reflexionar sobre ella. «Asómense y si les gusta, se quedarán», promete Urbizu.

Jason Fernández, la joven apuesta del director vasco

Urbizu vuelve a repetir jugada maestra. El cineasta, que se caracteriza por rescatar a jóvenes actores para regalarles la oportunidad de formar parte de su equipo, ha caído rendido bajo los encantos del novel Jason Fernández, que interpretará, por primera vez en su corta carrera, un papel protagonista, dándole vida a Juan. Este diamante en bruto asegura que «parece que estás en un precipicio» pero agradece y presume de la suerte de que «llegue gente como Urbizu que te dice tranquilo, no pasa nada, confía en mí, sígueme».

Imagen del rodaje de "Libertad"
Imagen del rodaje de "Libertad"