«Todas las mujeres»: El hombre sin atributos

Dirección: Mariano Barroso. Guión: Alejandro Hernández y M. Barroso. Intérpretes: Eduard Fernández, Michelle Jenner, Petra Martínez, Nathalie Poza. España, 2013. Duración: 90 minutos. Comedia dramática.

La Razón
La RazónLa Razón

El cine español hace de tripas corazón. La crisis ahoga y los penúltimos suspiros son trabajos con aliento que optimizan recursos, que hacen de la política «low cost» no una excusa sino un aliciente creativo. Analicen, por ejemplo, la carrera de Mariano Barroso: para darse de bruces con sus mejores películas («Éxtasis», «Los lobos de Washington») tenemos que viajar en el tiempo, allá por los noventa. Y es ahora, en «Todas las mujeres», proyecto alentado por el canal temático TNT en forma de serie televisiva y cuya versión condensada se estrena en cines, cuando Barroso recupera pulso, aprovecha toda la experiencia acumulada como dramaturgo y director de escena, y demuestra que, con una casa, un actor y seis actrices, puede explicarse el mundo. Si entendemos el mundo, claro, como el duelo al amanecer entre lo masculino y lo femenino, esa guerra de sexos y roles que nos amenaza desde tiempos paleolíticos. Nacho (magnífico Eduard Fernández) ha robado cinco novillos de la finca de su suegro para venderlos a precio de oro y empezar una nueva vida. El robo acaba por fracasar y Nacho se encuentra con un problema. Como en una obra de Mamet, las palabras evocan el motor de la acción pero lo que cuenta es lo que hay debajo de ellas, lo que acaban por expresar, cómo definen a los personajes. Los sucesivos encuentros de Nacho con su ex mujer, su ligue, su ex novia, su ex cuñada, su madre y su psicóloga explican su egoísmo, su cobardía, sus estrategias manipuladoras, su inmadurez y su humanidad en lo que debe de ser una de las películas españolas mejor dialogadas e interpretadas de los últimos tiempos.