• 1

La epidemia del zika se ha subestimado

Según advierte un estudio, algunos de los casos diagnosticados como dengue corresponden en realidad al zika

  • Pruebas realizadas a un paciente sospechoso de padecer zika
    Pruebas realizadas a un paciente sospechoso de padecer zika / Reuters
L. Sánchez.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

12 de septiembre de 2016. 07:30h

Comentada
L. Sánchez.  Madrid. 12/9/2016

La epidemia del zika es más grave de lo que las estadísticas oficiales sugieren. Es la conclusión a la que ha llegado un estudio coordinado por científicos de la Facultad de Medicina de São José do Rio Preto (Famerp), que alerta de que hay casos contabilizados como dengue que en realidad pertenecen a infecciones por zika.

El equipo, coordinado por el profesor Maurício Lacerda Nogueira, integrante de la Red Zika, analizó mediante test moleculares muestras sanguíneas de 800 pacientes con sospecha de dengue atendidos entre enero y agosto de 2016, según recoge la agencia científica global EurekAlert. El material fue suministrado por el Hospital de Base, dependientemente de la Famerp, y por la Secretaría Municipal de Salud de São José do Rio Preto.

El diagnóstico inicial -basado en los síntomas clínicos y en los test serológicos- fue confirmado tan sólo en 400 muestras. Más de 100 de los casos analizados dieron resultado positivo para el virus del Zika, y en una de las muestras se detectó el virus causante de la fiebre chikunguña.

En las otras casi 300 muestras restantes no se detectó ninguno de los tres arbovirus transmitidos por el mosquito Aedes aegypti, y los investigadores sospechan que, en realidad, puede tratarse de casos de gripe o de otras virosis. Una parte de los datos salió publicada en Journal of Clinical Virology.

«Estos resultados indican que esa división clásica que suele hacerse entre los síntomas -la asociación de la conjuntivitis con el zika y el dolor en las articulaciones con el chikunguña, por ejemplo- sirve únicamente a la hora de dar clases. En la práctica, los síntomas se confunden. Y también se confunden los resultados de los test serológicos que actualmente se utilizan en la rutina de los laboratorios y en los servicios de emergencia», afirmó Lacerda Nogueira.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) preconiza que todos los casos en que, por cualquier motivo, no haya seguridad en el diagnóstico, deben tratarse como si fueran de dengue, pues, entre las enfermedades que transmite el Aedes, ésta la que reviste mayor riesgo de muerte.

A juicio de Lacerda Nogueira, un resultado falso positivo de dengue no ocasiona perjuicios en el tratamiento de los pacientes, pero sí genera le costos innecesarios al sistema de salud, informa EurekAlert.

«A una persona con zika, siempre y cuando no esté embarazada, se le recomienda únicamente reposo e hidratación en casa. En tanto, un paciente con dengue debe regresar al servicio de salud para que se le administre suero y se le hagan análisis más complejos, como así también para someterse a un seguimiento de su nivel de plaquetas, pues existe el riesgo de hemorragia», recuerda Lacerda Nogueira.

Con todo, para el investigador, uno de los problemas principales reside en la incertidumbre que los resultados falsos positivos generan con relación a los datos epidemiológicos oficiales, una circunstancia que puede perjudicar a largo plazo el desarrollo de políticas públicas de prevención y el desarrollo de estudios de una vacuna.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs