viernes, 29 julio 2016
08:31
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Economía

Economía / Infraestructuras

España construye sus infraestructuras un 18% más barato que Alemania

  • El coste del kilómetro de autopista (6,3 millones) es inferior al alemán (7,2) o al británico (21) pese a la orografía, y el de AVE (14 millones) es como el francés

El 10% de la red de AVE transcurre por túnel y el 6% por viaductos, frente al 1% y 2%, respectivamente, de la francesa
El 10% de la red de AVE transcurre por túnel y el 6% por viaductos, frente al 1% y 2%, respectivamente, de la francesa
Jesús G. Feria

España ha sabido enjugar de una forma eficiente en los últimos años el déficit de infraestructuras del que adolecía. En comparación a otros países de su entorno como Francia, Alemania, Reino Unido, Japón o China, se ha ahorrado un 18% en estas obras públicas, según concluye el informe realizado por la consultora ATKearney «Contribución de las infraestructuras al desarrollo económico y social de España».

El estudio desgrana y compara los costes de construcción de las líneas de AVE, autopistas y metro y las compara con las de otros países desarrollados. El caso de la alta velocidad ferroviaria, el rango de costes de construcción por kilómetro oscila en España entre los 8 y los 20 millones, lo que arroja un coste medio de 14 millones, sólo igualado por Francia, y mejor que China (16 millones), Alemania (22 millones) o Italia (40 millones). Y ello, destaca el estudio, «a pesar de que España tiene una orografía más montañosa que exige la construcción de numerosos y costosos túneles y viaductos. De hecho, el 10% de la red ferroviaria española de alta velocidad está compuesta de trazado en túnel y el 6% en viaductos, frente al 1% y al 2%, respectivamente, de la red francesa».

En cuanto a las redes de suburbano (metro) y tras analizar 35 proyectos nacionales e internacionales, la consultora concluye que el nivel de costes de construcción en España «sensiblemente inferior a los observados a los países en desarrollo» y mucho mejor que el de los países desarrollados. La construcción de estas infraestructuras en España ha oscilado entre los 23 y los 140 millones de euros por kilómetro, con una media de 82 kilómetros. En los países en desarrollo la media es de 102 millones y en los desarrollados, 186.

De igual forma, la inversión en carreteras de alta capacidad también ha sido de las más eficientes. Tomando como punto de partida los datos del Tribunal de Cuentas Europeo y el Transport Research Laboratory, ATKearney concluye que España tiene unos costes unitarios de 6,3 millones por kilómetro, inferiores a los 7 de Grecia, los 7,2 de Alemania, los 10,4 de Holanda, los 10,8 de Polonia o los 21 de Reino Unido.

El estudio, realizado a petición de la patronal del sector de la construcción (Seopan), asegura que son varias las razones que han permitido a España esta eficiencia en la construcción de obra pública. La primera, la «alta capacidad técnica y de gestión de las empresas españolas, lo que les ha permitido la incorporación de mejoras a los proyectos a lo largo de la vida de los contratos».

También alude a la subcontratación de los trabajos, que, en su opinión, optimiza los contratos al introducir más competencia. ATKearney también asegura que la mayoría de factores de producción tienen menos costes en España: salarios más bajos y mayor productividad que los países emergentes; menos coste de las garantías financieras de los proyectos; menos costes de expropiación (aunque esto no se ha cumplido en las radiales quebradas por los sobrecostes expropiatorios) y mayor competencia por la existencia de grandes multinacionales que operan a nivel global.

La eficiencia de las empresas al desarrollar sus trabajos contrasta con la deficiente planificación global de los diferentes gobiernos de las infraestructuras que ha detectado ATKearney en los últimos años en España.

En los últimos diez años, España ha guiado su inversión en infraestructuras por el ciclo económico, según otro informe de la consultora. Si en 2009, la inversión alcanzó los 55.000 millones de euros, el equivalente al 5,1% del PIB, el año pasado apenas sumó 23.000 millones, el 2% de su riqueza nacional. ATKearney considera «desaconsejable» esa política de inversión cíclica.

Países como Alemania, Francia o Gran Bretaña «están apostando por una inversión sostenida en infraestructuras mediante importantes planes de inversión que, además, buscan en muchos casos reactivar la economía y crear empleo», afirma el informe. España, sin embargo, tiene previsto reducir hasta los 20.000 millones sus inversiones en infraestructuras en los próximos dos ejercicios, lo que impedirá atajar el déficit que tiene en mantenimiento, en las redes de Cercanías y de logística ferroviarias y en las redes secundarias y de movilidad urbana de carreteras.

Remontan las autopistas quebradas

El tráfico en las autopistas de peaje en quiebra que podrían ser rescatadas por el Gobierno se incrementó un 6,8% hasta octubre, según datos del Ministerio de Fomento recogidos por Servimedia. Dichas autopistas registraron una Intensidad Media Diaria (IMD) de 6.578 vehículos durante los primeros diez meses de 2015, frente a los 6.160 del mismo periodo de 2014.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs