MENÚ
sábado 16 diciembre 2017
18:05
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

España puja por las energías eólica y fotovoltaica

  • Imagen de un campo de placas fotovoltaicas
    Imagen de un campo de placas fotovoltaicas
T. E..  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

25 de septiembre de 2017. 12:10h

Comentada
T. E..  Madrid. 25/9/2017

Si pensamos en España como país de sol, playa y naturaleza, lo primero que se nos viene a la cabeza es aprovecharlo mediante el turismo. Pero hay otro gran negocio vinculado a lo que nos caraceteriza, como el de las energías renovables. Este sector tuvo un impulso cuando en 2011 entró en vigor un plan en el que el Gobierno acordaba un objetivo con la comisión europea: que en 2020 la energía que se consuma en el territorio nacional sea un 20% renovable. Actualmente, está por encima del 17%, y la meta parece que se alcanzará con un últimos empujón. Las subastas públicas ejecutadas en los últimos meses por el Ministerio de Energía, y a través de las que se han distribuido entre las empresas 8.000 megavatios (MV) de potencia medioambiental desde mayo hasta hoy.

Las dos grandes formas de producción que se han llevado la mayor parte del pastel han sido la eólica y la fotovoltaica. En la penúltima subasta, de mayo, se ofrecieron 3.000 MV, y el 99,3% fue a parar a las eólicas. Esto se debió que el volumen de energía eólica que se puede obtener es mayor que el de la fotovoltaica, y era una de las condiciones relevantes para la adjudicación. No obstante, para la puja del pasado julio se cambiaron las exigencias en busca de que fuese la tecnología fotovoltaica la que más capacidad de potencia obtuviese. Así ocurrió, y logró 3.909,1 MW repartidos en 30 compañías frente a los 1.127,81 MW de la eólica. Aunque en las distintas pujas se han modificado los criterios de adjudicación para que diversifiquen las tecnologías de suministro. Por lo tanto, se preve que el sol y el viento serán las dos principales energías del futuro en España para luchar contra el cambio climático.

La triunfadora de las subastas ha sido Cobra, la filial de ACS, al llevarse 1.550 megavatios destinados a la tecnología fotovoltaica. Para avalar que se puede hacer cargo de producirlos, la entidad ha tenido que abonar 93 millones de euros, 60.000 por cada MV. En el sector de las eólicas ha sido la empresa aragonesa Forestalia la que ha barrido en las subastas. En una primera subasta de enero de 2016 ya se hizo con 300 MV, y en mayo tiró la casa por la ventaba al sumar1.500 MV. A ellos se le unen los poco más de 300 MV de la última puja de mayo, y para gestionar tanto volumen de potencia la compañía ha anunciado un acuerdo con la multinacional General Electric. En principio, se espera que tanto los parques solares como los campos eólicos que deben crear esta energía estén terminados en 2020 para cumplir con la meta del 20%.

En 2017, otros gigantes de la energía en España han obtenido un buen porcentaje de la energía renovable que se producirá en España próximamente. Gas Natural Fenosa se ha llevado al bolsillo 900 MV, y la filial de Endesa, Enel Green Power, ha logrado más de 800 MV. La agencia de calificación Moody´s ha publicado que estas adjudicaciones son positivas para ambas entidades porque reducirán sus emisiones de dióxido de carbono. De esta forma, indica que Endesa aumentará su producción de renovables en un 50 %, y Gas Natural Fenosa en un 94 %. Además, otras empresas que se han adjudicado un buen pellizco de megavatios han sido X Elio con 455 MV de energía fotovoltaica y Alfanar con 720 de eólica. Por otra parte, las ausencias notables en las concesiones de las últimas subastas han sido Iberdrola, Acciona y EDP Renováveis, que no se presentaron o no realizaron fuertes apuestas en las pujas.

Moody´s ha avisado a las empresas que se han adjudicado megavatios en las últimas subastas de energías renovables en España. La agencia de calificación ha asegurado que después de estas pujas los precios del mercado descenderán, aunque a la vez crecerán los costes de la producción y, por lo tanto, el riesgo que asumen las entidades en su proyectos. Esto se debe a la expansión del sector, pues Moody´s también añade que la capacidad de energía renovable de nuestro país crecerá un 29% hasta finales de 2019 y se alcanzarón los 35.000 megavatios de suministro.

Con todo, el panorama de las energías renovables en España se presenta concentrado en las tecnologías fotovoltaicas y eólicas. La multiplicación de la producción de ambas aumentará la capacidad de suministro en el territorio nacional, y los principales beneficiados deberían ser los consumidores. En unos años, una quinta parte de España consumirá energía renovable, favorecerá al medio ambiente y, si el mercado continúa en el camino correcto, a las tarifas. Así, con el objetivo del 20% cumplido en 2020, se demostrará que el sol y la naturaleza del país no sólo los aprovechan los turistas.

El peligro de los costes

Las subastas de megavatios renovables han afectado a las energéticas española del Ibex35. Goldman Sachs ha revisado las previsiones de beneficio por acción de distintas compañías entre 2020 y 2025 a la baja. Se justifica en que, debido a la inyecciones de renovales en el país, los precios del sector estarán «bajo presión». Así, la media del descenso de la previsión sería del 8%, siendo las más perjudicadas Endesa con un 15% menos, Iberdrola con una rebaja del 11%, Gas Natural Fenosa con un recorte del 10% y Acciona con un 6% inferior.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs