MENÚ
domingo 17 diciembre 2017
17:04
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Enrique López: “En España no se detiene a nadie por sus ideas políticas”

“La mejor medicina contra el populismo es la educación”, señaló el magistrado de la Audiencia Nacional.

  • Image
  • Image

Tiempo de lectura 4 min.

22 de septiembre de 2017. 08:54h

Comentada
Almudena NegroMaría Benito 21/9/2017

El magistrado de la Audiencia Nacional, Enrique López, abrió la jornada de la tarde de la Escuela de Verano de LA RAZÓN y la Universidad Católica de Ávila

El colaborador habitual de LA RAZÓN señaló que el populismo parece ser una “revitalización del socialismo libertario”, algo novedoso. Sin embargo, relató, el griego Isócrates, educador de aspirantes a políticos, afirmaba ya en el año 370 a.C. que ”nuestra democracia se autodestruye porque se ha abusado del derecho de igualdad y del derecho de libertad, porque ha enseñado al ciudadano a considerar la impertinencia como un derecho, el no respeto a las leyes como libertad, la impudicia como igualdad y a la anarquía como felicidad”. Por ello, la “mejor medicina contra el populismo es la educación, convertir a los ciudadanos en ciudadanos educados”. Como antídoto señaló, además, el progreso económico.

López recordó que “no puede haber democracia sin ley”, en referencia a los acontecimientos actuales que tienen lugar en Cataluña. Uno de los mayores problemas de la democracia actual señaló, no es solo el fanático, es “el indiferente”. Decía Unamuno, citó, que el nacionalismo es “la chifladura de exaltados echados a perder por indigestiones de mala historia.”

Populismo y nacionalismo radical, “basados en supremacías étnicas o culturales”, estarían muy unidos, sostuvo. Son “pueblo y nación en sus peores versiones”. Para López, el nacionalismo radical es una Ersatzreligion. El populismo, por su parte, es una “anomia producida por la globalización. Ambos se convierten así en “procesos de salvación nacional” y pretenden convertirse en los únicos y legítimos “portavoces del pueblo”.

En Cataluña, relató, se divide a la ciudadanía entre “el nacionalista y el no-nacionalista”; el populismo entre “la casta y el pueblo”. Ambos, populismo y nacionalismo, comparten “un carácter excluyente, dividiendo a la sociedad en grupos, en buenos y malos”.

Para el populismo los enemigos son “las élites, el mercado, las grandes empresas”, que representan todo lo malo. Frente a ellos, “el pueblo” al cual dicen representar. Por eso creen ser “la única alternativa, la única solución” a los problemas del pueblo. Su vocación, sostuvo López, “no es gobernar, sino tomar el Estado”. El ejemplo más claro, añadió, es Venezuela.

Por eso, añadió, “nacen los gobiernos que quieren sustituir la soberanía popular por la soberanía de masas, desobedeciendo los mandatos de la democracia representativa, único modelo que garantiza el respeto a los derechos fundamentales y libertades públicas a todos y cada uno de los ciudadanos”.

Tanto populismo como nacionalismo radical son, en su opinión, “aquello que se describe pero no se puede conceptualizar”, por eso se describen como “fenómenos”. Ambos tratan de amalgamar a la sociedad independientemente de la ideología, siendo transversales.

López arremetió contra quien afirma que hay presos políticos en España, en referencia a las declaraciones de Pablo Iglesias relativas a las detenciones que han tenido lugar en Cataluña. “Ha habido detenidos en el marco de un proceso judicial. Son personas que presuntamente han vulnerado la Ley. En España no se detiene a nadie por sus ideas políticas”, recordó.

López se mostró convencido de que “el nacionalismo particularista no va a romper España” Pero, añadió, “sí está dividiendo de una forma brutal a la sociedad catalana”. La realidad, dijo, “les hace fracasar”. El Estado de Derecho, “que parecía dormido”, es muy fuerte, “imbatible”.

Frente a populismos y nacionalismos la solución es “más democracia”. Por eso, concluyó, hay que apostar por “el cumplimiento de la Ley. Quien está con la Ley está con el Estado de Derecho”. Al final, se “impondrá la razón de la Ley. Somos más y más fuertes”

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs