lunes, 05 diciembre 2016
18:23
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Internacional

Internacional / Accidente aéreo

La aerolínea Lamia no podrá volar

  • Bolivia le suspende el permiso una vez que se confirmó que el avión estrellado no llevaba el suficiente combustible

Lágrimas de dolor en Chapecó. A la hora del partido que nunca pudo jugarse, los hinchas del equipo brasileño se concentraron en su estadio
Lágrimas de dolor en Chapecó. A la hora del partido que nunca pudo jugarse, los hinchas del equipo brasileño se concentraron en su estadio
Reuters

El Gobierno boliviano decidió ayer retirar el permiso de operaciones de la aerolínea Lamia y suspender a las autoridades del sector aeronáutico mientras se investigan las causas que llevaron a permitir el despegue del avión que se estrelló el lunes en Colombia, con 77 pasajeros, de los cuales 71 fallecieron. La medida es inmediata una vez que se confirmó que el avión no llevaba el suficiente combustible para un trayecto de más de cuatro horas, aunque se espera al análisis de las cajas negras, que será esclarecedor.

Gustavo Vargas, portavoz de la aerolínea, declaró ayer en el diario de Bolivia «Página Siete» que el piloto, Miguel Quiroga, tenía que haber aterrizado en la capital Bogotá para reabastecerse de gasolina antes de seguir vuelo hasta Medellín, destino final del viaje. En cambio, «toma la decisión de no entrar porque pensó que le alcanzaba el combustible. Se trata de un piloto de mucha experiencia que hizo su entrenamiento en Suiza», explicó Vargas, que incidió en que «tenemos que investigar el por qué tomó la determinación de irse en forma directa a Medellín». Un error fatal.

La decisión de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) y de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (AASANA), se produce después de que el diario boliviano «El Deber» publicara cómo el plan de vuelo del avión sumaba al menos cinco advertencias por las cuales la nave no debía despegar. Este documento lo entregó el encargado de Lamia, Álex Quispe, fallecido en el accidente, a una funcionaria de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea en el aeropuerto de Santa Cruz, desde donde despegó el aparato.

El plan de vuelo del avión de Lamia fue observado por Celia Castedo, la controladora del aeropuerto de Viru Viru, en Santa Cruz (Bolivia), porque la aeronave no poseía suficiente capacidad como para hacer un viaje directo entre ambos puntos. Castedo también reclamó la falta de un segundo plan de vuelo alternativo.

El documento de observaciones de Castedo, al que tuvo acceso la prensa boliviana, señala que el tiempo de vuelo previsto para recorrer la distancia que media entre Santa Cruz y Medellín era de 4 horas y 22 minutos, que era el tiempo máximo de autonomía de vuelo del avión. Esto se halla expresamente prohibido por las reglas aeronáuticas. Sin embargo, por alguna razón todavía no establecida la observación de la controladora no impidió el despegue del avión.

El documento incluye la respuesta que le dio a Castedo el encargado de Lamia de tramitar la aprobación del plan de vuelo, Alex Quispe. «No, señora Celia, esa autonomía que me ha pasado (el capitán, Miguel Quiroga), nos alcanza bien... Así nomás lo presento, lo hacemos en menos tiempo, no se preocupe», afirmó.

El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, de quien depende la aeronáutica nacional, decidió la suspensión de las autoridades de control aéreo mientras se realiza la investigación. Sin embargo, no se atrevió a dar una respuesta definitiva porque hasta la fecha, según la autoridad boliviana, en el ministerio no tienen «la certeza de cuál ha sido la falla precisa» de la aeronave.

Se espera el resultado de las cajas negras para dar un comunicado oficial sobre las causas del accidente, aunque nadie duda de que el piloto arriesgó demasiado y se quedó sin combustible.

Identificados todos los fallecidos

El Instituto Nacional de Medicina Legal (IML) de Colombia anunció ayer que concluyó la identificación de los 71 fallecidos y que la causa de las muertes fueron «politraumatismos óseos y viscerales».El informe final de todos los procesos de necropsia e identificación de las víctimas del desastre aéreo concluyó, aseguró el director del IML, Carlos Eduardo Valdés. Los féretros de los fallecidos volarán hoy, si no surgen problemas, desde Medellín a Chapecó. Antes de ser enterrados hay previsto un gran homenaje en la localidad brasileña.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs