MENÚ
martes 26 septiembre 2017
18:01
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

La Ciudad de la Justicia continúa a medio gas

Una semana después del incendio, el centro administrativo judicial sigue sin prestar todos sus servicios y no se sabe qué causó el fuego

A. M./ Efe.  Valencia.

Tiempo de lectura 2 min.

16 de septiembre de 2017. 20:56h

Comentada

Un total de 200 personas trabajan este fin de semana en la limpieza y acondicionamiento de la Ciudad de la Justicia de Valencia, de las que 150 se encargan de limpiar el edificio y recuperar expedientes, y otras 50 del desescombro de los juzgados afectados por el incendio del domingo pasado.

Es la última hora de un suceso que ha dejado paralizada la Ciudad de la Justicia de Valencia y que dejó el martes escenas para olvidar. La Conselleria de Justicia decidió abrir las instalaciones el miércoles y pocas horas más tarde, decenas de funcionarios acudían al médico con problemas respiratorios y síntomas de conjuntivitis.

Para el PP, la gestión de este incidente ha sido caótica, consideran que la Generalitat ha actuado de manera negligente y además, oculta información. Se pregunta cómo es posible que tras seis días del suceso no se haya informado de las causas o no sepan si el Consell ha efectuado un mantenimiento adecuado y si ha tomado todas las medidas necesarias para evitar otro siniestro.

La portavoz de justicia del grupo popular en Les Corts, María José Ferrer San-Segundo, exigió ayer que la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, explique cómo puedo permitir la apertura de las instalaciones, poniendo en riesgo la salud de empleados y usuarios, y que luego el Invassat, organismo de la Generalitat, advirtiera de que no estaban en condiciones de seguridad.

Apuntó también a que cayó en contradicciones. «Primero dijo que las alarmas no sonaron y luego que sí lo hicieron» y recordó que animó a los empleados de la Administración de Justicia a incorporarse, mientras otras instancias incluso lo prohíben.

Para San-Segundo, la manera de actuar de Bravo supone un abandono y menosprecio a la Justicia y a sus empleados, a profesionales como abogados y procuradores que realizan allí su trabajo y a los «casi 10.000 usuarios que cada día que pasan por esa sede judicial».

La Conselleria de Justicia emitió ayer un comunicado detallando el número de personas que trabajan en la puesta a punto de la Ciudad de la Justicia.

«Lo antes posible»

En el mismo no se concretaba cuándo estará cien por cien operativa. «El objetivo de los refuerzos de este fin de semana, tanto en las tareas de limpieza como en las de desescombro, es que la Ciudad de la Justicia pueda recuperar la normalidad lo antes posible».

Con este objetivo se han aumentado de 70 a 110 las personas que trabajan en las tareas de acondicionamiento de las instalaciones tras el incendio que afectó a 4 juzgados de Primera Instancia.

Por lo que se refiere a las tareas de limpieza de los expedientes judiciales afectados, una empresa especializada en gestión documental se está encargando de la recopilarla.

También se va a realizar un sellado de los conductos de aire acondicionado, para evitar que las partículas se esparzan.

Red de Blogs

Otro blogs