MENÚ
martes 16 enero 2018
10:40
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Descubierta una nueva estrella de neutrones

Situada junto a la nebulosa del Cangrejo, ofrece información valiosa sobre el enigma del exceso de positrones cósmicos que llegan a la Tierra

  • Magdalena González Sánchez, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM y responsable del Laboratorio Nacional HAWC de Rayos Gamma, durante la presentación del hallazgo
    Magdalena González Sánchez, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM y responsable del Laboratorio Nacional HAWC de Rayos Gamma, durante la presentación del hallazgo / UNAM
S.C.  México.

Tiempo de lectura 2 min.

28 de diciembre de 2017. 06:26h

Comentada
S.C.  México. 28/12/2017

Una nueva estrella de neutrones (pulsa) ha sido descubierta junto a la nebulosa del Cangrejo por un equipo internacional de científicos, informó la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), según la agencia Efe.

Los profesionales revisaron los pulsares Geminga y Monogem, a 800 años luz de la Tierra, en la constelación de Géminis, y descubrieron uno nuevo en la nebulosa del Cangrejo, que ha sido bautizado como HAWC J0543+0233.

El hallazgo del pulsar es fruto del trabajo conjunto del centro mexicano con universidades estadounidenses y europeas en el Observatorio de Rayos Gamma High Altitude Water Cherenkov (HAWC).

El estudio de estas estrellas ofrece información valiosa sobre uno de los principales enigmas que enfrenta la comunidad científica: el exceso de positrones cósmicos que llegan a la Tierra.

El positrón es la antipartícula del electrón y se creía que los pulsares eran una de sus principales fuentes, explicó la investigadora del Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM, Magdalena González, responsable del Laboratorio Nacional HAWC de Rayos Gamma.

Los análisis realizados desde el volcán Sierra Negra, en Puebla, donde está ubicado el observatorio HAWC, indican que «probablemente esas estrellas no sean las principales responsables de la llegada de positrones a nuestro planeta».

Las antipartículas, precisó, se producen gracias a la interacción entre los rayos cósmicos (núcleos atómicos) y el gas interestelar cerca de nuestro Sistema Solar.

El inconveniente es que pierden energía muy rápido y para estudiarlas es necesario que la fuente esté relativamente cerca del planeta.

El estudio pudo realizarse porque los pulsares emiten electrones y positrones que al chocar con el medio circundante dan origen a los rayos gamma de alta energía, permitiendo a HAWC su detección.

«Geminga y Monogem están tan cerca que las vemos grandes, pero en el plano galáctico hay más fuentes, y saber cuál emite es más complicado. Ahora empezamos con estas fuentes que se ven a simple vista, pero es un estudio que apenas empieza», concluyó González. EFE

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs