La fase 2 en Andalucía: la hora de la playa sin salir de la provincia y de las piscinas al 30%

Municipios costeros prevén controlar mediante drones y ‘apps’ pero esperan el protocolo estatal

Los territorios que pasan este lunes 25 de mayo a la fase 2 de la desescalada, y que abarcan al 47 por ciento de la población española (22 millones de habitantes), podrán abrir las piscinas con un aforo del 30 por ciento, así como el tránsito, permanencia y baño en las playas. El Instituto de Calidad Turística de España (ICTE) ha elevado este viernes el borrador de protocolo para playas a la Secretaría de Estado de Turismo y las comunidades autónomas para su posterior validación por parte del Ministerio de Sanidad en el que se recomienda el control de aforos y la delimitación de la zona de hamacas y sombrillas como medida de prevención ante el coronavirus.

A partir del lunes, estarán en la fase 2 de la desescalada todas las provincias andaluzas menos Málaga y Granada, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Extremadura, Galicia, Murcia, País Vasco, La Rioja, Ceuta, Melilla, las provincias de Guadalajara y Cuenca y tres zonas sanitarias catalanas, según ha anunciado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Según publicó el sábado el Boletín Oficial del Estado (BOE), se podrá proceder a la apertura al público de las piscinas recreativas, quedando permitido el acceso a las mismas por parte de cualquier persona.

El aforo máximo permitido será del 30% de la capacidad de la instalación, siempre que sea posible respetar la distancia de seguridad de dos metros entre usuarios. La Orden del Ministerio de Sanidad del 16 de mayo establece que, en caso contrario, se reducirá dicho aforo a efectos de cumplir con la distancia de seguridad.

Para poder acceder a la piscina se requerirá la concertación de cita previa con la entidad gestora de la instalación. Para ello, se organizarán horarios por turnos, fuera de los cuales no se podrá permanecer en la instalación.

La Orden recoge que previamente a la apertura, se deberá llevar a cabo la limpieza y desinfección de las instalaciones con especial atención a los espacios cerrados como pueden ser vestuarios o baños.

Asimismo, se deberán limpiar y desinfectar los diferentes equipos y materiales como, vaso, corcheras, material auxiliar de clases, rejilla perimetral, botiquín, taquillas, así como cualquier otro en contacto con los usuarios y que forme parte de la instalación.

Los biocidas a utilizar para la desinfección de superficies serán aquellos del tipo de producto 2, referidos en el anexo V del Reglamento (UE) n.º 528/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2012, relativo a la comercialización y el uso de los biocidas.

Asimismo, se podrán utilizar desinfectantes como diluciones de lejía 1:50 recién preparada o cualquiera de los desinfectantes con actividad virucida que se encuentran en el mercado y que han sido autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad.

Con respecto a las medidas de higiene y prevención, la Orden destaca que aquellas superficies en contacto frecuente con las manos de los usuarios, como pomos de las puertas de los vestuarios, o barandillas, se deberá llevar a cabo una limpieza y desinfección de, al menos, tres veces al día.

Queja de los administradores de fincas

Poco después de conocerse los requisitos para la apertura de piscinas, el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España (CGCAFE) denunció que la mayoría de comunidades de propietarios no podrán cumplir con ellos.

El CGCAFE señala que la mayoría de las comunidades de propietarios no disponen de ningún sistema de control del aforo y no hay personal responsable a cargo de la instalación que pueda controlar o limitar el acceso de los propietarios y, en los casos que disponen de socorrista, su competencia se limita al control del vaso de la piscina.

Tampoco considera posible gestionar citas previas sin personal y se necesita un teléfono, por lo que la mayoría de las comunidades de propietarios carecen de ambos recursos.

Además, expone que si se marcan área de uso reservado para cada persona y, además, hay que reservar zona para el acceso y de paso, el espacio disponible se reduce de tal forma que el aforo real puede ser muy inferior al obligatorio, lo que disparará los costes del servicio en proporción al número de usuarios.

Por todo ello, el presidente del CGCAFE, Salvador Díez, aseguró que han vuelto a proponer al Gobierno que se regule la posibilidad de celebrar juntas virtuales para facilitar la adopción de acuerdos, facilitando la flexibilización de los requisitos para la toma de decisiones, el aumento de plazos para la celebración de las reuniones y que se confirme a los propietarios que actualmente ocupan cargos.

Playas

La Orden también regula la actividad en playas durante la fase 2. Así, indica que el tránsito y permanencia en las playas se realizará manteniendo una distancia mínima de seguridad de, al menos, dos metros, o, en su defecto, medidas alternativas de protección física, de higiene de manos y etiqueta respiratoria. A estos efectos, los grupos deberían ser de un máximo de 15 personas, excepto en el caso de personas convivientes.

Los bañistas deberán hacer un uso responsable de la playa, tanto desde el punto de vista medioambiental como sanitario, cumpliendo para ello con las recomendaciones y normas establecidas por las autoridades sanitarias.

Asimismo, se permite la práctica de actividades deportivas, profesionales o de recreo, siempre que se puedan desarrollar individualmente y sin contacto físico, permitiendo mantener una distancia mínima de dos metros entre los participantes.

Medidas de higiene

Según la Orden, tanto en piscinas como playas, el uso y limpieza de los aseos se llevará a cabo de conformidad con lo previsto en el artículo 6.5 (reforzándose la limpieza y desinfección de los referidos aseos garantizando siempre el estado de salubridad e higiene de los mismos, y con una ocupación máxima de una persona, salvo en aquellos supuestos de personas que puedan precisar asistencia, en cuyo caso también se permitirá la utilización por su acompañante).

Asimismo, se deberá verificar que, en todo momento, estén dotados de jabón y/o geles hidroalcohólicos o desinfectantes con actividad virucida autorizados y registrados por el Ministerio de Sanidad. Y no se podrá hacer uso de las duchas de los vestuarios ni de las fuentes de agua.

También se recordará a los usuarios por medios de cartelería visible o mensajes de megafonía las normas de higiene y prevención a observar, señalando la necesidad de abandonar la instalación ante cualquier síntoma compatible con el COVID-19.

En las zonas de estancia de los usuarios, se debe establecer una distribución espacial para garantizar la distancia de seguridad de al menos dos metros entre los usuarios mediante señales en el suelo limitando los espacios.

Todos los objetos personales, como toallas, deben permanecer dentro del perímetro de seguridad de dos metros establecido, evitando contacto con el resto de usuarios.

Municipios

La mayoría de los ayuntamientos de los municipios costeros de Almería apuran la publicación de normas por parte del Gobierno para decidir si prohibirán o no el baño o tomar el sol en las playas a partir del lunes con la entrada en la fase 2, si bien algunos ya han decidido impedir el acceso recreativo hasta tener definidas las medidas higiénicas, como es el caso de Níjar, mientras que otros no ven problema en que los bañistas acudan al litoral, aunque advierten de que los planes de playa no comenzarán a funcionar hasta mitad de junio, como es el caso de Balanegra o Vera.

El Ayuntamiento de Pulpí (Almería) ha anunciado la apertura de su piscina municipal a partir del próximo lunes aunque bajo ciertas normas higiénico-sanitarias debido a la pandemia del coronavirus, por lo que será preciso reservar bajo cita previa para así evitar aglomeraciones, dado que el aforo quedará restringido a ocho personas y el horario contará con una franja de 9:00 a 11:00 horas para dar preferencia a personas mayores y grupos de riesgo.

El alcalde de El Puerto de Santa María (Cádiz), Germán Beardo, ha anunciado que en la localidad portuense se va a iniciar la temporada baja de playas el próximo lunes 25 de mayo, a expensas de la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de las normas de las comunidades que avanzamos a la fase 2 de la desescalada asimétrica en esta fecha y que el Ministerio de Sanidad acaba de anunciar, pero que faltan decretar por el Comité de Seguimiento.

Los municipios del litoral malagueño esperan a la fase 2 de la desescalada para la apertura al baño de las playas en un verano sin duda diferente y para el que están estudiando diversas medidas que permitan controlar accesos, aforos y la ocupación de estos espacios.

La mayoría de las localidades consultadas por Europa Press prevén utilizar aplicaciones móviles aunque también las hay que optarán por la inteligencia artificial o el uso de drones pero todos están a la espera de un protocolo al respecto por parte del Gobierno central y las directrices de la Junta de Andalucía, que cuenta con las competencias sanitarias.

En Málaga capital el Ayuntamiento, a través del Área de Playas, estudia diferentes medidas para poner en marcha y cuenta ya con una aplicación que podría implementarse también para el aforo de estas instalaciones; una 'app' que hasta ahora ha sido "muy útil para temas del estado de las banderas, medusas, etcétera".

"Esta es una de las muchas opciones que se barajan. Desde siempre, el servicio de Socorrismo ha contado también con megafonía que quizá en estos momentos pueda resultar de gran utilidad. Lo que sí se sabe seguro es que ni las duchas ni los lavapiés van a funcionar para evitar el contacto directo", indican a Europa Press desde el Ayuntamiento de Málaga.

En Marbella, la directora general de Playas del Ayuntamiento, María Victoria Martín, sostiene que la localidad encara el regreso de los bañistas "con prudencia, trabajando desde un primer momento para que la vuelta a las playas se realicen con todas las garantías de seguridad". Así, ha apostado por tener en cuenta los diferentes escenarios "para actuar de una forma u otra, con medidas que pasan por la utilización de una 'app' para controlar el aforo y drones para mantener la seguridad en las playas".

En el caso de Fuengirola están volcados con una herramienta de inteligencia artificial, un programa informático desarrollado por la empresa local Juma que permitirá disponer de información en tiempo real sobre el nivel de concurrencia de personas en diferentes lugares a fin de evitar aglomeraciones así como minimizar el riesgo de posibles contagios del COVID-19. Pese a ello, insisten en que están esperando las medidas definitivas que dicten las autoridades sanitarias.

En Benalmádena, el alcalde, Víctor Navas, ha lamentado que a dos semanas de que se prevea abrir las playas, ya que se estima entre el 8 y 10 de junio, no tengan claro cómo llevar a cabo el control pero ya ha advertido de que la Policía Local no va a sacar a bañistas o familias de las playas, responsabilidad que deja en manos de cada persona.

"A los ayuntamientos se nos ha dejado una responsabilidad que es mantener el aforo pero no podemos caer en el error de tener que prohibir el acceso o sacar a bañistas o familias con la Policía Local. Están descargando en nosotros una responsabilidad que no nos corresponde", opina.

Así, añade que conocen el número máximo de personas que pueden entrar en sus playas y están estudiando habilitar una aplicación en la que el propio usuario vea cuáles cumplen en ese momento el aforo y cuáles no. En este punto, señala que la Diputación informó de una aplicación para el control de los accesos "pero no tenemos noticias y no sabemos si suscribiremos esa o contrataremos la que mejor nos venga".

Navas puntualiza que se podría implantar el control de accesos con efectivos de Protección Civil pero avisa de que no son autoridad: "Si un bañista quiere entrar se le va a recomendar pero no vamos a discutir ni mandar a la Policía Local porque sería una imagen desastrosa para un destino turístico como el nuestro". "Pedir esto es una quimera porque en julio o agosto quién dice a una persona que no puede acceder a la playa", añade.

En definitiva, el alcalde pide que se articulen medidas por parte de la Junta de Andalucía "que es quien tiene las competencias sanitarias por si surge la necesidad por rebrote y hay que actuar para contenerlo".

También en Estepona están a la espera de que se establezcan las medidas concretas de control de aforo y aseguran que en cuanto se conozcan el Ayuntamiento pondrá los medios necesarios para cumplirlas "al igual que ha hecho con el resto de medidas que se han ido decretando durante el estado de alarma".

El Ayuntamiento de Mijas, por su parte, tiene previstas varias iniciativas para poner en marcha de cara a la próxima apertura del litoral aunque está pendiente de que el Gobierno central articule un protocolo que recoja la normativa básica a seguir. Mientras tanto, trabaja con las recomendaciones de la Junta de Andalucía.

"Pondremos a disposición todos los recursos de la administración local para garantizar la seguridad de los usuarios. Para nosotros es esencial velar por la salud de vecinos y visitantes además de relanzar nuestro turismo", explica el concejal de Playas, José Carlos Martín, quien avanza que tienen diseñado un plan "pero no podemos realizar grandes inversiones hasta que no nos den la certeza de que las medidas van a cumplir la nueva legalidad que estipule el Gobierno central".

Lo que sí han adelantado es que habrá un refuerzo de personal así como nuevos sistemas tecnológicos para el control del aforo. "Estamos gestionando el sello 'Safe Tourism Certified' contra el COVID 19 para la costa mijeña. Tenemos el trabajo hecho y solo nos queda que nos den luz verde", añade Martín.

En Torremolinos están elaborando el plan de contingencia solicitado por la Junta y la semana próxima habrá reuniones con sectores implicados para exponerles la situación y trabajar con ellos en una propuesta final.

Manilva, mientras tanto, contará con paneles en los diferentes accesos con la información relativa a la utilización de las playas. Además se diseñarán folletos para los usuarios y contarán con un plan de contingencia solicitado desde la Junta de Andalucía para el control de usuarios.

COSTA ORIENTAL

En la costa oriental, la situación es similar. El concejal de Presidencia y Seguridad Ciudadana de Rincón de la Victoria, Borja Ortiz, indica que el decreto de la Junta fija recomendaciones y sugerencias, dando libertad a cada uno de los ayuntamientos para implantar las medidas oportunas. "Todas las recomendaciones que nos vengan de todas las administraciones las vamos a tener muy en cuenta y luego cada municipio tiene su idiosincrasia y tenemos que aplicarlas", asegura.

En esta localidad, se reforzará el servicio de socorrismo, en el que se va a prestar especial atención a las medidas relacionadas con el COVID; además de poner un limpiador específico para cada baño público para que las condiciones higiénicas de los mismos "sean impecables en todo momento".

Además, crearán un servicio especial de vigilancia, cuyos miembros van a ir andando por la orilla y cuyo objetivo único va a ser que se cumplan esas medidas de distanciamiento y de colaboración ciudadana.

"También estamos dentro del proyecto 'Covid free' con la Diputación, a través de una aplicación móvil y podrá cualquier usuario saber cómo está el nivel de ocupación", recuerda, además de estudiar el uso de drones localizados con el sistema informático de la policía que ayude a controlar y vigilar mejor su litoral.

En Nerja señalan que se están estudiando todas las medidas, pero no se ha acordado nada todavía mientras en el Vélez-Málaga se trabaja en acciones "que no se pueden confirmar porque no sabemos si la Junta o el Estado van a darlas por buenas". Pese a ello, añaden, "se va a llevar a cabo control de aforo, distanciamiento social y para ello se van a poner una serie de medidas que ya se están barajando".

En el caso de Algarrobo están organizando y estudiando las medidas a implantar, estando a la espera de las indicaciones del Ministerio y del ICTE.

Teatros y monumentos al 30%
Los territorios que pasan este lunes 25 de mayo a la fase 2 de la desescalada, y que abarcan al 47 por ciento de la población española (22 millones de habitantes), podrán abrir cines, teatros y monumentos con un tercio del aforo.
Más personas en los velatorios
Los territorios que pasan este lunes 25 de mayo a la fase 2 de la desescalada, y que abarcan al 47 por ciento de la población española (22 millones de habitantes), podrán celebrar velatorios con hasta 25 personas al aire libre y 15 en caso de ser en espacios cerrados.
Bodas con 100 personas
Los territorios que pasan este lunes 25 de mayo a la fase 2 de la desescalada, y que abarcan al 47 por ciento de la población española (22 millones de habitantes), podrán celebrar bodas con un aforo máximo de cien personas en espacios al aire libre o de cincuenta personas en espacios cerrados y se podrán llevar a cabo en todo tipo de instalaciones, públicas o privadas.