Deportes

Atletismo

El “dopaje tecnológico” se instala en las carreras populares

Los atletas ocasionales buscan mejorar sus marcas con la utilización de zapatillas con placas de carbono

Kipchogue
Kipchoguelarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@595c8ac0

Ya no hay debate. Las zapatillas con placas de carbono se han extendido a toda velocidad y ya es habitual ver a los participantes en cualquier carrera popular utilizando este tipo de calzado. No hace falta ser Eliud Kipchoge ni correr el maratón (42.195 metros) en menos de dos horas -aunque la marca no sea oficial- para utilizar a un calzado que contribuye a correr entre 3 y 4 segundos el kilómetro más rápido. Por ejemplo, en la pasada Media Maratón de Sevilla costaba encontrar a corredores que no fueran calzados con una zapatilla con placa de fibra de carbono. Una imagen que, a buen seguro, se repetirá el próximo 19 de febrero durante la Zurich Maratón de Sevilla.

Dos atletas durante la Media Maratón de Sevilla
Dos atletas durante la Media Maratón de SevillaPacoPeCufreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@595c8ac0

El running es ya una gran industria en el que todas las marcas compiten por ofrecer sus productos a un público cada vez más heterogéneo. Aunque la placa de carbono no es un invento nuevo, fue la Nike Vaporfly 4 % y su promesa de una mejora en carrera de ese porcentaje la que le ha otorgado un impulso definitivo. Hoy existen en el mercado numerosas zapatillas con placa de prácticamente todas las marcas y muchas de ellas por debajo de los 100 euros, precio impensable hace unos meses.

Las ventajas son evidentes. El artículo “Recent Improvements in Marathon Run Times Are Likely Technological, Not Physiological” de Muniz-Pardos, B., Sutehall, S., Angeloudis, K. et al. publicado en Sports Med señala que “Todos los récords mundiales masculinos y femeninos desde los 5 km hasta el maratón se han batido desde la introducción de las zapatillas con placa de fibra de carbono (CFP) en 2016″.

El popular Chatgpt tampoco tiene dudas y está convencido de que “el uso de zapatillas con placa de carbono puede tener un efecto en las marcas de los corredores de maratón, ya que pueden mejorar la eficiencia de la carrera y reducir el tiempo de finalización”.

Aunque hay atletas que se niegan -los menos- a utilizar estas zapatillas, la placa de carbono funciona como una palanca de propulsión que te hace “volar” hacia mejores registros. Y eso, para los atletas populares sedientos de mejorar sus marcas y -muchos de ellos- anunciarlas en sus redes sociales es un reclamo muy grande.

Media Maratón de Sevilla
Media Maratón de SevillaPacoPeCufreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@595c8ac0

Dicho esto, no todo es calzarse unas zapatillas de este tipo y correr. El esfuerzo, los planes de entrenamiento, la correcta alimentación, una biomecánica adecuada y el descanso siguen siendo imprescindibles para conseguir el reto que cada uno se proponga.