Actualidad

CHILE.COP-25

Chile será sede de la COP-25. Es decir, de todo el entramado institucional de la Convención Marco las Naciones Unidas para el Cambio Climático de 1992; y del Acuerdo de París de 2015. Y el país convocante ya está pidiendo acciones más concretas contra el calentamiento global, que afecta al planeta Tierra desde hace décadas, en su deriva a niveles térmicos que podrían hacer imposible la vida tal como hoy la conocemos: de llegarse a 4 o 5 grados más que lo actual. La más alargada tierra del mundo -lean la última novela de Isabel Allende, “Largo pétalo de mar”, con continuas acotaciones de Neruda-, será sede en diciembre de 2019 de la Cumbre para evaluar la situación del calentamiento del planeta. Con la presidencia de la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, quien en un acto en “Moneda”, palacio del Ejecutivo chileno, manifestó: “Hoy en día, a lo largo del mundo entero, estamos viviendo el impacto de ese calentamiento, y hemos decidido llamar a todas las naciones a medidas más decisivas para evitar el incremento por encima de los 1,5 grados respecto de la temperatura de los tiempos preindustriales”. En la COP-25, será tema importante el de los océanos, que se han discutido siempre como una acción separada a efectos de acción climática. Y, sin embargo, son clave para frenar la catástrofe que podría venir, si se tiene en cuenta que el mar ocupa el 71% de la superficie de nuestro globo y que, al tiempo de ser sumidero de CO2, tiene grandes depósitos movilizables de metano. En Chile, del 2 al 13 de diciembre próximo, España presentará su Plan Nacional de Salud y Medioambiente, aprobado con grandes elogios por la CE hace meses. Veremos si somos capaces, con las elecciones del 10-N, de promulgar la Ley Española del Cambio Climático para el invierno de 2019/2020.

Publicidad